El mejor actor de la historia anunció su retiro

Sábado 1ro de julio de 2017




Daniel Day-Lewis no será más actor. No dijo por qué se retira ni tampoco si se va a dedicar a otro trabajo. En 1999 se tomó un tiempo sabático lejos de Hollywood y se fue a Florencia, Italia, a trabajar de zapatero.

Es un hombre raro. También un intérprete fuera del molde. Cuando hizo la película Pandillas de Nueva York hizo un curso de carnicería para lanzar bien los cuchillos. Es muy apasionado, dice el crítico de cine Samuel Castro: está convencido de meterse en la piel del personaje.

Se involucra tanto, que se convierte en él. Es un actor de método, precisa la también crítica Paula Chaparro. Eso le da credibilidad.

Por eso cada papel lo desgasta. No ha hecho muchos: 20 películas, a los 60 años, no son tantas para un actor de Hollywood que hace entre dos y tres anuales. Sus años no son tampoco muchos para retirarse. Paula dice que él aún tiene mucho para expresar. Aunque, opina Samuel, es cierto que el mundo del cine cada vez es más cruel con los viejos.

No dijo más. No ha sido un hombre de vida pública. Esa le molesta. Quizá se va por eso, especula la crítica. Quizá cree que ha hecho lo suficiente, que no tiene nada más que probar, especula Samuel: su intención no ha sido hacerse millonario. De pronto esté cansado o su adiós tiene que ver con la frase que pronunció su personaje en El nombre del Padre: “Soy un hombre libre, y saldré por la puerta del frente”. Habrá que ver su última película, Phantom Thread, en diciembre, para saberlo. Tal vez ya quiera ser Daniel Day-Lewis. Nadie más.

Fuente: ElColombiano.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.