El trágico final de un joven soachuno que fue a ver el partido contra Perú

Sábado 11 de noviembre de 2017




Jersson Stiwerd Rico Reyes era un joven de 21 años que residía en Soacha y su fe por la selección Colombia lo llevó a viajar a Perú para observar en el Estadio Nacional de Lima el partido contra los Incas el pasado 10 de octubre. Luego decidió conocer el país y 14 días después fue arrollado por una tractomula.

En Arequipa, el 24 de octubre pasado, una tractomula fantasma lo embistió, arrancándole la vida de inmediato. Murió lejos de su casa y cuando estaba solo. El conductor del camión huyó sin dejar rastro.

Las autoridades peruanas hicieron el levantamiento de un desconocido del que solo se sabía que era hincha de un equipo de fútbol colombiano –Millonarios– por la camiseta que llevaba al momento del accidente.

Tatiana Ortiz, una compatriota que vive desde hace varios años en Arequipa, se enteró de la situación y decidió averiguar quién era, contactar a sus familiares y a la Cancillería. Tras varias horas de búsqueda por internet, Tatiana ubicó a Mireya Reyes, la madre del joven, una mujer que trabaja como costurera en una fábrica de ropa interior en Soacha, Cundinamarca.

De Soacha, cuenta Mireya, salió su hijo hace más o menos un mes. Su cuerpo sin vida está varado en Lima a la espera de un giro de 3.100 dólares para poder repatriarlo. “La verdad es que ninguna entidad nos ha ayudado y yo no tengo toda esa plata para traerlo”, lamentó esta mujer, y explicó que buscó ayuda en la Cancillería para la repatriación, pero que nunca la encontró.

Esta mujer se fue para Arequipa seis días después del accidente de su hijo, gracias a la solidaridad de sus allegados, y fue acogida por Tatiana.

“Viajé desde Bogotá con la ayuda de mi familia, de compañeros de trabajo que hicieron una colecta para comprar unos tiquetes y poder venir acá a llevarme a mi hijo”, relató desconsolada desde esa ciudad, hace algunos días, Mireya. Ella volvió a Soacha el jueves pasado, pero sin el cuerpo de Jersson.

La plata no le alcanzó. Solo logró trasladarlo de Arequipa a Lima. La Cancillería informó que este caso es apenas uno de los muchos que desafortunadamente se registran en el extranjero. De hecho, solo en Perú, en los días 13, 17 y 18 de octubre, dos colombianos murieron y otros dos resultaron heridos en hechos diferentes.

“Es importante tener en cuenta que el Consulado General de Colombia en Lima, en cumplimiento con la norma que lo regula, y teniendo en consideración sus competencias y capacidades, no está en la capacidad de cubrir gastos médicos, ni asumir compromisos de asistencia médica especializada ni gastos funerarios”, informó la Cancillería.

Sobre el caso de Jersson, explicaron que tuvieron conocimiento gracias al reporte de Tatiana.

“Posteriormente se estableció contacto con la señora Mireya Reyes Barbosa, madre del ciudadano, quien se desplazó a Arequipa desde Bogotá el lunes 30 de octubre. El Consulado gestionó la solicitud de recursos para repatriación, recibiendo concepto negativo”, argumentaron.

Dado que la persona que arrolló a Jersson huyó, no hubo seguro que cubriera los gastos del joven.

Sin embargo, el traslado del cuerpo hasta Lima fue con recursos que gestionó la Cancillería “ante el Fondo de Compensación del Ministerio de Transporte del Perú para estos casos de accidentes por atropellamiento con vehículo responsable ausente”, explicaron.

Por ahora, Mireya y su familia están reuniendo el dinero necesario para traer el cuerpo sin vida de Jersson, que espera embalsamado, en una morgue de Lima para volver al país.

Pague un seguro si va a salir del país

Ante los innumerables casos de colombianos que mueren en accidentes de tránsito o de manera violenta en el extranjero, la Cancillería lanzó una importante advertencia frente a las responsabilidades que tiene en estas situaciones y las de los ciudadanos.

“Todo gasto médico o funerario debería ser cubierto por las pólizas de atención a emergencias que los colombianos deben adquirir al momento de realizar un viaje internacional para que estén protegidos ante cualquier eventualidad que se pueda presentar”, subrayaron.

También indicaron que esta dependencia no cuenta con un presupuesto asignado para la repatriación de cuerpos, pero que en oportunidades gestionan con empresas, entidades o aerolíneas para hacerlo.

Por gestiones del consulado se logró una rebaja de la trifa funeraria para el caso de Jersson, pero la cancillería reitera que “no está en la capacidad de asumir los gastos funerarios”.

Tomado de: http://www.eltiempo.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.