Fusagasugá, anfitriona de lujo en el III Festival Departamental de Coros

Lunes 7 de octubre de 2013




Fusagasugá se consolidó como anfitriona de lujo al defender el primer lugar de la Categoría Adulto Mayor en la clasificación preliminar ante 24 municipios cundinamarqueses en el III Festival Departamental de Coros, celebrado este domingo en las instalaciones de Colegio Femenino Teodoro Aya Villaveces. La final se llevará a cabo en la Mesa Cundinamarca, donde se anhela ser campeones.

El Concurso contó con la presencia del Gerente de Cultura y Turismo del departamento, Juan Ramón Jiménez Osorio, y un jurado calificador idóneo compuesto por Mauricio Lozano Riveros, Compositor y Tiplista, Director de Orpheum de Cundinamarca y Asesor de Coros del IDECUT (Instituto Departamental de Cultura y Turismo de Cundinamarca), Clara Inés Varón Gómez y Andrea Ocampo, licenciadas en Pedagogía Musical de la Universidad Pedagógica Nacional, quienes tuvieron la difícil tarea de elegir a las mejores representaciones corales y orquestales que interpretaron las exquisitas melodías del maestro José A Morales, “garantizando así la transparencia de este importante acontecimiento”, afirmó el secretario de cultura local.

“El Alcalde de la ciudad, Carlos Andrés Daza Beltrán y el Secretario de Cultura, Luis Alfredo Polanía Campos, están luchando por rescatar el patrimonio material e inmaterial, entrenándose para ser servidores de los mejores eventos y además convertir a Fusagasugá en Centro Cultural Departamental y Nacional, ya que la Ciudad Jardín cuenta con un gran semillero de talentos de todas las edades, incluso niños desde los 2 años hasta el adulto mayor que hacen parte de las Escuelas Artísticas de la Casa de la Cultura la Tulipana, como teatro, fotografía, pintura, danzas y la escuela de música que se divide en varias partes: violín, percusión, teclado, trombón y coros entre otras, a cargo de docentes muy calificados”, puntualizó su director Hugo Pinzón Pinzón, quien es el organizador y creador de la Banda Sinfónica de Fusagasugá, la cual surgió como resultado de una importantísima labor.

Para el municipio es muy importante que la cultura sea protagonista con el fin de que el país salga adelante, se puede generar liderazgo, hermandad, fraternidad y amor en torno al arte; muestra de ello es el alto nivel que presentaron los concursantes y su equipo de docentes con cultivada formación académica y valiosa experiencia, entre ellos el “Director de coros de la Casa de la Cultura la Tulipana” Fabio Buitrago, quien con su esfuerzo y dedicación obtuvo el año pasado el primer puesto departamental en Sibaté; también el maestro Florentino Camacho, que dirige “La Asociación Coro Polifónico de Girardot ”. Participa por quinta vez y en los cuatro años anteriores ha obtenido el primer lugar en coro especial; así mismo clasificaron en categoría infantil las representaciones de Funza, Sibaté y San Antonio del Tequendama; en Juvenil lo hicieron Tocancipá, Guatavita, Sibaté y Cajicá; en Coros Mixtos, Guasca y Sopo, y en otras categorías Tocancipá, La Vega y Facatativá.

Cabe destacar la alta preparación y conocimiento de los docentes y directivos de las diferentes entidades participantes, como es el caso de Hugo Pinzón Pinzón, director de las Escuelas Artísticas de Fusagasugá, quien estudió en el Conservatorio de La Universidad Nacional, Dirección de Sinfónica. Es musicólogo y sociólogo, egresado de la Universidad Antonio Nariño y de la Pedagógica Nacional, además de haber realizado varios seminarios y talleres. Fue uno de los fundadores de la orquesta “Los Sales de Colombia” con la cual grabó dos sencillos, perteneció a la Banda Sinfónica de la Policía Militar como primer clarinetista y primer saxofonista, creó su primera Banda Folclórica en Mesitas del Colegio, organizó la Sinfónica Juvenil del Departamento de Cundinamarca y trabajó con varios municipios antes de vincularse a esta ciudad, invitado por Leonor Serrano de Camargo cuando fue alcaldesa. Sus 27 años como director no se improvisan, por eso le gusta rescatar a los niños que van por caminos equivocados, orientándolos hacia la parte musical, que hagan algo positivo para que le sirvan a la sociedad; y aunque este año ya se cerraron las matrículas en la casa de la cultura, estarán abiertas a finales de enero y comienzos de febrero para los nuevos aspirantes.

También habló Fabio Buitrago, egresado de la Universidad Pedagógica donde estudio Pedagogía Musical; se inició en el mundo de la música a los 3 años de edad en los coros de la parroquia de Sibaté, pasó al seminario menor como primer solista del coro, posteriormente entró a los coros del Sena en 1965 con el maestro Rito Mantilla en Bogotá. Luego en Ibagué se lanzó como dueto, aprendiendo algunos secretos de la guitarra; más tarde se graduó como maestro, enseguida se incorporó al departamento de música del Distrito especial y en Garzón arrancó su carrera como Director de Coros con el Colegio Departamental. Con el “Grupo Mensajes y Canto” fueron al Mono Núñez dos veces y llevó a una niña como solista una vez.

Lleva 2 años vinculado a la Casa de la Cultura La Tulipana, y trabaja en el rescate del tiple; “la experiencia con el coro de acá es la más linda que haya tenido, aunque desgastante porque este año tuve 3 coros a cargo”, afirmó el ganador del primer lugar departamental en Coros de Adulto Mayor el año pasado.

“En todas partes hay mucho talento, somos buenos porque Dios nos dio esa facilidad, solo que a unos les da más y a otros les da menos, lo recomendable es iniciar al niño desde el vientre materno con música clásica: el “efecto Mozart”, porque desarrolla no sólo el sentido auditivo, sino muchas otras actitudes y habilidades socio afectivas, locomotriz y matemáticas. A pesar de que influye la herencia genética, con disciplina y constancia se llegan a desarrollar grandes habilidades”, continuó diciendo.

De igual forma, este medio habló con el maestro ibaguereño Florentino Camacho, quien trabaja en el Observatorio de Ibagué y es el director de la Asociación Coro Polifónico de Girardot, entidad sin ánimo de lucro fundada hace más de 45 años por importantes personajes girardoteños, cuyo objetivo es la promoción y divulgación de la música coral, incorporando a personas de todas las edades que quieran cantar, tratando de lograr una amalgama de sonidos y unas texturas lo más cercanos a un coro profesional.

El coro es un espacio de socialización y aunque es difícil integrar a todos los niños, jóvenes y adultos por los diferentes niveles de voces, sonidos, tesituras, colores y forma, se buscan los rangos intermedios para que las voces que están en transición no tengan daño cuando cantan al lado de los adultos y así lograr una producción sonora y armónica para poder matizar un color sui generis. “Me toca hacer los arreglos y como resultado tenemos varias niñas en soprano, un niño tenor, algunos niños que son voces blancas y se acercan a contraltos o sopranos, y en los bajos solo adultos. Este trabajo de más de 40 años nos ha permitido participar en concursos nacionales e internacionales”, agregó el maestro.

Ellos son algunos directores de grupos corales y orquestales que arrullaron a la comunidad con sus dulces melodías durante esta llamativa presentación, sin pasar por alto la gran calidad de los que no han sido mencionados en este artículo.

Por Conny Dimaté
Taller de Periodismo
Casa de La Cultura

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios no reflejan la opinión de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.