Juntos formando familia

Domingo 27 de agosto de 2017, por Títere con cabeza




El Plan de Desarrollo 2016-2020, del municipio de Soacha se denomina “Juntos Formando Ciudad”, a nivel de construcción conceptual es un nombre muy interesante, incluyente, invita a la acción, genera una reflexión sobre un territorio que se transforma. Después de año y medio, ¿que hay más allá del título? y los más de $100 millones que se pagaron por este instrumento que nos aseguraron ganaría premio del DNP .

Empecemos palabra por palabra “juntos”, si se refiere por juntos a una misma familia junta, madre-hijo, novio-novia, hermano-hermano, tío-sobrinos, etc. Claro que sí, aplica en toda su extensión, unas pocas familias ejercen como funcionarios y/o contratistas implementando nuestro plan de Desarrollo, no es necesario recordar el nombre de cada persona que atiende en la Alcaldía basta con recordar los apellidos de las ilustres familias y listo.

Como el plan de desarrollo necesita luz, la familia de las Vela-doras está omnipresente en diferentes secretarías, por el lado de la buena actitud y la diversión tenemos a la familia del maíz-Pira, para darle hermosura. También está la familia de los Bello-s, el sonido corre por cuenta de Cantor-es, para no irse por las ramas están los Ramírez, para garantizar las buenas relaciones con territorios vecinos están los amigos Chía, para que al pueblo no se la “monten” tenemos a los Montoya, tradición al servicios de la minería. Entre otros.

En un evento público el Alcalde fue requerido por la comunidad que le reclamó esta situación, a lo que respondió qué si alguien de la comunidad tenía perfiles mejores de aquellos contratistas que eran familia, que por favor le allegara a su honorable despacho la hoja de vida y que él personalmente se encargaba de hacer la contratación, adivinen, se hizo la prueba y después de horas de espera, la respuesta fue negativa.

Entonces si están los mismos con las mismas no es por falta de perfiles sino porque al parecer la Alcaldía es una herencia, algo así como en Europa, el contrato es como un título nobiliario: Caballero-auxiliar, varón-técnico, conde-profesional, marqués-profesional especializado, duque-director (a), príncipe (sa) Secretario (a).

Aún así se critica que, en el país, los presidentes sean delfines de las mismas familias de hace 200 años.

Por último, solo queda asumir que este territorio es de más de un millón de ciudadanos, donde la gobernanza del mismo depende de todos, la otra es orar para que nuestros apellidos cumplan con los requisitos para contratar con el municipio o dejar que esto siga así.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.