Mayor valorización predial, otro beneficio de los sistemas integrados de transporte masivo

La inversión total en ocho ciudades–incluida Soacha- suma 10,1 billones de pesos

Miércoles 14 de octubre de 2009




El impacto que ha producido la ejecución de los diversos proyectos que conforman el Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM), dentro de los cuales el más representativo es Transmilenio, en Bogotá, supera la renovación física de las ciudades y los consecuentes avances en materia de movilización.

Uno de los principales beneficios para los ciudadanos, de manera particular para quienes poseen vivienda o establecimientos comerciales sobre las vías donde se construyen los diferentes trazados del Sistema, es la valorización predial.

Así lo indica el Viceministro de Transporte, Gabriel Ignacio García Morales, al señalar que estos predios registran un incremento en su valorización del 8% superior al promedio de las propiedades ubicadas en otros sectores de la ciudad, beneficio que adquieren los propietarios de dichos bienes a partir del momento en que culminan las obras.

“El impacto real de estos sistemas trasciende la problemática de movilidad y de transporte, pues están concebidos como verdaderos proyectos de renovación urbana que involucran no sólo la intervención en los carriles exclusivos donde van los articulados sino también en espacio público, redes de servicios públicos, amoblamiento urbano, aspectos que van en beneficio de la infraestructura urbana, tan olvidada en algunas ciudades”, señala el funcionario.

En cuanto al tema de la valorización, esto ha permitido desarrollar una actividad económica y una reactivación del sector comercial en las zonas de influencia de los proyectos, al tiempo que en la parte social también se han logrado avances, toda vez que se ha reubicado algunas personas que vivían en condiciones insatisfechas.

Según el Ministerio de Transporte, las cifras de los SITM sobrepasan la expectativa del mismo gobierno:

Vías construidas entre troncales y pretroncales: 320 Km.

Espacio público recuperado: 2,3 millones de m2

Redes nuevas de servicio público intervenidas: 1.315 Km.

Árboles sembrados: 36.900

Empleos generados directos e indirectos: 155.000

El mensaje del Viceministro de Transporte para quienes en este momento tienen predios donde se están desarrollando proyectos de transporte masivo es que tengan un poco de paciencia durante el desarrollo de las obras ya que más adelante van a poder disfrutar de las bondades de este sistema de transporte y además sus propiedades van a tener un incremento considerable en su valor.

“Así como pueden verse afectados durante la ejecución de las acometidas, también resultan ser los más beneficiados con la revalorización cuando entra en operación el sistema”, afirma el Viceministro de Transporte.

Igualmente, aplica para quienes tienen negocios comerciales y reportan problemas de acceso durante los trabajos, que tienen como consecuencia la caída de las ventas; sin embargo es un hecho que posteriormente se genera un incremento de la actividad económica que se hace evidente a lo largo de los corredores viales con la mejora en las fachadas, la recuperación del espacio público y de las vías paralelas a los sistemas.

Obras paralelas a los sistemas integrados de transporte masivo

Al hacer un balance de lo que ha hecho el actual gobierno a la par con las obras de los SITM se puede destacar el trabajo que se ha adelantado en materia de recuperación de predios anteriormente invadidos, transformación del espacio público y nuevos desarrollos ambientales que han mejorado la calidad de vida de los ciudadanos.

En lo que respecta al espacio público, se ha hecho un trabajo de recuperación muy importante; en Pereira hace pocos meses se entregó a la ciudadanía del barrio Cuba la plazoleta Guadalupe Zapata, un espacio para recreación y esparcimiento de 7.000 metros cuadrados. En Cartagena se recuperó todo el espacio público del muelle de la Bodeguita, frente a la ciudad amurallada. En Barranquilla se intervino la plaza de los músicos, un sector tradicional de esta ciudad. A pesar de las características que tiene cada ciudad se ha logrado desarrollar espacios urbanísticos más agradables.

En materia de sistemas viales, uno de los objetivos ha sido garantizar el adecuado funcionamiento de los proyectos y de la misma forma contribuir a mejorar el tráfico de los centros urbanos en general. Debido a lo anterior a la par que se construyen kilómetros de nuevas vías para los buses articulados se entregan a la ciudad puentes peatonales, puentes vehiculares, mejoras en las vías y una reestructuración en las redes subterráneas de servicios públicos. “En general, son obras que van de la mano con los proyectos y han ayudado a mejorar tanto el transporte público como el particular”, sostiene García Morales.

Las inversiones totales de los SITM se estiman en 10,1 billones de pesos, de los cuales 6,1 billones corresponden al presupuesto de la Nación y están garantizados a través de vigencias futuras; de tal manera, el aporte de carácter local suma 3,9 billones de pesos.

Hasta agosto de 2009 y con base en las cifras del Ministerio de Transporte, de dicho presupuesto se había ejecutado 49 por ciento de los desembolsos de la Nación y 39,8 por ciento de los territoriales, para un total de 4,6 billones de pesos, siendo Megabús de Pereira-Dosquebradas el que mostraba el mayor nivel de ejecución.

Cuando inició el actual gobierno el sistema Transmilenio ya había comenzado su operación en la ciudad de Bogotá y registraba 42 Km de corredores troncales construidos. Actualmente en ocho ciudades del país se han ejecutado 320 Km de vias entre troncales y pretroncales, se han puesto en marcha los sistemas Megabús en Pereira y MIO en Cali. El reto del gobierno nacional es culminar la infraestructura requerida para la puesta en marcha de los SITM en Bucaramanga, Barranquilla, Soacha, Medellín y Cartagena, con los que en total se beneficiaran directamente 15 municipios.

“Ciudades amables”

En cuanto al plan denominado “Ciudades amables” se trata de aquellos centros metropolitanos que a pesar de contar con poblaciones menores a los 600 mil habitantes, requieren mejoras en materia de transporte público, pero al mismo tiempo presentan unas condiciones de demanda que no ameritan una infraestructura tan agresiva (Popayán, Armenia, Santa Marta y Pasto)

“Es decir, lo que queremos es reorganizar el transporte público apoyados por ayudas tecnológicas como sistemas de semaforización electrónica, gestión de flota y otras medidas que permitan la transformación del sistema, complementado con inversiones en infraestructura que van orientadas también a la recuperación del espacio público”, concluyó el Viceministro.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.