Mejor calidad de vida y protección para el adulto mayor en Soacha

Martes 20 de octubre de 2009, por Claudia Gamboa




Con un completo equipo de profesionales al servicio del adulto mayor se encuentran los CENTROS VIDA, un programa piloto que hace parte de la Secretaría para el Desarrollo Social de Soacha y que se encuentra en ejecución desde hace dos meses y medio.

Con diversas actividades orientadas a la capacitación y el entrenamiento, los Centros Vida brindan enseñanza al adulto mayor en manualidades como el crochet, la filigrana, punto de cruz y tejidos en macramé; adicional a estas expresiones artísticas, también se les brinda acompañamiento con profesionales en áreas como terapia física, ocupacional, trabajo social, psicología, alfabetización, música, deportes y danzas, todo con el fin de mantener y mejorar las condiciones y la calidad vida de la población vulnerable de los adultos mayores en el municipio de Soacha.

Blanca Lilia forero, pensionada hace 2 años, presenta molestias en las articulaciones de sus manos y no puede trabajar como antes. Desde que empezó a asistir a las actividades que brinda los “Centros Vida” se siente mejor, las reuniones le han servido para relajarse, distraerse y aprender labores que antes no desarrollaba por falta de tiempo, pero a partir del momento que decidió “no quedarse en su hogar sin hacer nada”, sus dolencias han disminuido y se siente en una agradable compañía con los demás asistentes a los talleres.

Roger Ordoñez, trabajador social, que presta sus conocimientos al servicio del adulto mayor, asegura que “las enfermedades muchas veces no son físicas, sino mentales y se pueden manejar con ejercicios de relajación, donde se pretende llegar a la integralidad y atender todas las dimensiones del ser humano”, objetivo que se puede cumplir brindando una adecuada capacitación. La labor del trabajador social en los Centros Vida va enfocada a las redes sociales como la familia, el núcleo vecinal o comunitario y las instituciones; su mayor problemática se ve en el núcleo familiar, donde se presentan casos de rechazo, maltrato, aislamiento o maltrato por omisión, que es el más frecuente.

Para dar una adecuada orientación a esta población, se construyeron relaciones interinstitucionales con la Fiscalía, el ICBF y Ong’s que prestan atención a otros tipos de población como la niñez desprotegida o madres cabeza de familia. Se hace con el fin de tener una base de datos y que el núcleo familiar del adulto mayor pueda tener acceso a otros programas que no maneja los Centros Vida, y así tener prioridad con las personas remitidas por maltrato físico para la protección de sus derechos; estas relaciones interinstitucionales son a menudo desconocidas por la población del adulto mayor, ya que lo que les interesa realmente es la atención en salud y es lo que priorizan en sus vidas.

Los Centros vida se basan en la normativa orientada por el Ministerio de la Protección Social y están reglamentados por el Concejo del municipio; hacen parte de la Secretaria para el Desarrollo Social en los programas de atención al adulto mayor; es un programa piloto en Soacha y se espera para el próximo año tener mayor cobertura en cada una de las comunas de Soacha; actualmente hacen presencia en los barrios Villa Sofía, Portalegre, Villa Nueva, San Mateo, Satélite, Llanos de Soacha, Ciudad de Quito, Cazucá, León XIII, el Altico, y llevan sus actividades a los dos corregimientos.

El Dr. Iván Figueroa, gerontólogo, es el director de todos los proyectos, responsable en la licitación ante la alcaldía y FUNCOTES, “Fundación construyendo tejido social” quien tiene el contrato con el municipio de Soacha y es la operadora de los Centros Vida, bajo la supervisión de la Secretaría para el Desarrollo Social en los programas del adulto mayor.

Independientemente de las condiciones políticas que tenga el municipio, el programa ya existe y se debe orientar un rubro para ello, en cada administración que llegue al municipio; como parte del presupuesto para su funcionamiento, se encuentra instaurada la estampilla del adulto mayor, donde un porcentaje debe ir a un rubro especial para el proyecto centros vida.

En cada punto donde atienden los Centros Vida se encuentran inscritos cerca de 40 usuarios activos a partir de los 52 años para las mujeres y 57 años para los hombres. En la base de datos se encuentran 1600 personas inscritas, las cuales se contactaron por visitas puerta a puerta, y donde los usuarios pasan por una evaluación para evidenciar un diagnóstico y cada profesional, de acuerdo a su área, hace una intervención personal asesorando la orientación de las actividades según su patología.

La principal función de este proyecto es brindar integración al adulto mayor, quien a su vez se caracteriza por decir que “ya lo sabe todo”; la percepción al principio es negativa, pero después de conocer el proyecto y los beneficios se sienten bien en el proceso. El proyecto ha tenido buena acogida y en cada sesión llegan entre 3 y 4 personas nuevas a vincularse; es el caso de Rosa Garzón, quien llegó a los talleres desde hace dos meses y participa activamente en danzas y manualidades como la filigrana.

De la misma manera otros beneficiarios se sienten muy cómodos con el trato que reciben de los profesionales, en especial de Magnolia, terapeuta ocupacional, quien se preocupa por cada uno de sus pacientes y da consejos para los dolores que los aquejan.

Con felicidad y pequeños detalles con sus “profesoras”, los beneficiarios de los Centros Vida agradecen toda la atención y amor que les brindan; se necesita de profesión y vocación para ejercer la responsabilidad de ofrecer a los “abuelos”, como les decimos de cariño, una mejor vida, un descanso y una protección que muchos no encuentran en sus hogares y que por medio de programas orientados para esta población vulnerable, se les está dando reconocimiento e importancia a aquellas personas que en alguna época fueron quienes cuidaron y protegieron a los jóvenes y adultos de hoy.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios no reflejan la opinión de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.