¿Qué está pasando con las basuras de Bogotá?

Miércoles 7 de febrero de 2018




Si bien la responsabilidad la está asumiendo el actual alcalde de la capital, Enrique Peñalosa, lo que muchos no ven es que la crisis partió del mal diseño del esquema que implementó Gustavo Petro cuando creó Aguas de Bogotá, una filial de la EAAB.

El esquema que se inventó Petro en 2012 consistía en estatizar de nuevo la recolección de basuras mediante una empresa pública que llamó “Aguas de Bogotá”, pero en 2017 un fallo de Tribunal Administrativo de Cundinamarca declaró ilegal el acta que puso a funcionar el nuevo servicio.

Aguas de Bogotá resultó fracasando por varias razones:

- Su creación fue ilegal, mediante una maniobra jurídica que se la cargó a la Empresa de Acueducto de Bogotá y ahí se perdieron 200 mil millones de pesos con el fallo que determino eso.
- En teoría iba a atender el aseo en casi toda Bogotá, pero solo quedó con el 52% porque Petro tuvo que recontratar a los privados (ver http://bit.ly/2BRswL8).
- Petro ordenó la compra de nuevos camiones, que le costaron 80 mil millones al Distrito, sin embargo no fueron aptos para recoger la b asura. (ver http://bit.ly/2y2f4Ud)
- A la Administración de Bogotá le ha tocado pagar más de 91 mil millones de pesos en multas a las Superintendencias (ver http://bit.ly/2DY0C1U)

¿Y ahora cuál es el lío?

Bogotá no podía seguir nadando en basura y por eso Peñalosa no solo está cumpliendo la orden judicial de desmontar ese esquema de aseo de Petro, sino que ya licitó uno nuevo.

El nuevo esquema que arranca el 12 de febrero, y que tendrá seis meses de transición, permitirá que en Bogotá haya más frecuencias de barrido, maquinas especiales y nuevas obligaciones como por ejemplo la reparación de rayones en las paredes.

A los sindicatos de Aguas de Bogotá no les gustó la decisión y empezaron a realizar diversas acciones para sabotear el proceso:

Por un lado, los sindicatos de Aguas de Bogotá le mintieron (ver http://bit.ly/2s5KkT1) a los empleados que si enviaban sus hojas de vida a los nuevos operadores de aseo (porque el Distrito les pidió a los nuevos operadores que los tuviera en cuenta) perdían sus derechos laborales. Muchos le creyeron y debido a eso por ahora solo 1600 de los más de 3000 empleados de Aguas de Bogotá están siendo contratados con los nuevos operadores.

Por otro lado, los sindicalistas de Aguas de Bogotá, apoyados por el “partido” de las Farc en Bogotá (ver http://bit.ly/2nzZCuV) se tomaron la base de Aguas de Bogotá y dañaron 67 camiones: les cortaron las mangueras de los frenos, les dañaron los sistemas hidráulicos y los pincharon, entre otros daños.

Para rematar, agredieron a bomberos, policías, y empleados de Aguas de Bogotá (ver http://bit.ly/2s2mpnN) que querían trabajar.

¿Cómo se solucionará el problema?

Los operarios de Aguas de Bogotá y los operadores de las otras zonas de Bogotá, tanto actuales como los que arrancan este 12 de febrero, están trabajando para recuperar el servicio. Hasta el Ejército ha prestado camiones y los mecánicos están reparando los camiones dañados.

¿Cómo se puede ayudar mientras tanto?

- Reciclando: *bolsa negra* para residuos orgánicos y *bolsa blanca* para cartón, plástico y otros residuos aprovechables.

- Cerrando muy bien, con nudos sólidos, *las bolsas negras* con residuos orgánicos, para evitar que su contenido se riegue mientras son recogidas.

Por: Gelber Varón

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.