Realidades y perspectivas

Miércoles 14 de noviembre de 2018, por Ángel Humberto Tarquino




Próxima a entrar en su último año de gobierno, los indicadores de desempeño de la administración del “Profe” evidencian que no solo reprobará el año, sino que también su carrera política podría llegar a su fin.

1-Pese a las buenas intenciones del “Profe” por realizar avances en el mejoramiento del bienestar de los ciudadanos en medio de la histórica pobreza presupuestal que ha caracterizado al municipio, dejan entrever que la tarea no será fácil para lo que resta de su mandato son más bien pocas las obras de su gobierno por mostrar.

2-A la limitada disponibilidad de recursos presupuestales y fiscales se suma la franciscana trasferencia de recursos del sistema general de participaciones a la que sometieron al municipio los últimos gobiernos nacionales a pesar de haberse convertido nuestra entidad territorial indirectamente en un escenario y actor indirecto del conflicto armado interno.

4-El “Profe” todavía espera con la fe del carbonero y la paciencia del santo Job que el gobierno nacional (DANE) revele los resultados del censo de población y haga los ajustes a los montos de las trasferencias en virtud del actual y verdadero número de población de la ciudad.

5-Contar con el apoyo casi incondicional de la mayoría de integrantes del concejo municipal no ha sido suficiente. La pobreza del control político se evidencia por que los secretarios y directores que lo acompañan desde el inicio de su gobierno, hoy siguen aferrados a sus cargos salvo los dos que renunciaron (Castellanos y González) para no inhabilitarse en sus aspiraciones al primer cargo municipal.

6-Las iniciativas de los partidos y bancadas de los cabildantes brillan por sus escasez y cuando mucho la mayoría de ellos, desde la comodidad de sus curules, se dedican a “pupitrear” las iniciativas del gobierno. Se pueden contar en una mano los concejales que han hecho el esfuerzo por ejercer su función de control.

7-En medio de esta abundancia de escasez de recursos, no se debe pasar por alto que a esa cuota de pobreza y miseria en sus haberes se deben sumar los montos de los intereses “ que se pagan anualmente a los bonos Carrasquilla heredados de la administración de José Ernesto Martínez Tarquino, mientras continúan siendo desconocido el paradero de los ingresos de la plusvalía procedente de los grandes proyectos urbanísticos de “Ciudad Verde” durante la administración del arquitecto Juan Carlos Nemocón.

8-Como si lo anterior fuera poco, al pago de para mantener una cuantiosa y costosa nómina paralela de funcionarios públicos hace más onerosos los gastos de funcionamiento de una administración que frustró las certezas de sus electores y las lejanas esperanzas de la ciudadanía.

9-Como corolario de tan oscuro panorama, cada vez más grande y más oscuro el agujero negro en los que se encuentran las finanzas públicas del municipio desde hace 20 años, se debe denunciar la pésima gestión que se hace de los recursos propios y de los que llegan al municipio por diferentes vías como ocurre con varios elefantes blancos los cuales a la fecha parecen haber sido construidos como un signo inequívocos de desidia (¿ y hasta dónde de corrupción?) como la Casa de la Justicia en la comuna 5, la Estación de Policía de Compartir en la comuna 4, las Instalaciones de Reubicación de los vendedores ambulantes en la comuna 5, la estación de bomberos en la comuna 2, entre otros, obras en las que se percibe la total indolencia e inoperancia de la administración para poner en funcionamiento y que la comunidad espera ver cumpliendo su finalidad y su beneficio.

10-Mientras los recursos escasean por las razones expuestas, los problemas crecen como espuma y se profundizan con el continuo flujo de movimientos migratorios internos a causa del conflicto interno la externa producida por la crisis de Venezuela de la cual Suacha se ha vuelto receptora.

11-En resumen, mientras el crecimiento demográfico del municipio aumenta aceleradamente, los recursos públicos disminuyen inversamente desde sus fuentes de origen y tenderán a reducirse aún más si se considera que la reforma tributaria del nuevo gobierno reducirá el gasto público con el que se esfuman no solo los sueños del Profe sino las esperanzas de sus electores.

ahtarquinog@gmail.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.