Sanciones a empresas que dañan el medio ambiente

Jueves 12 de septiembre de 2013




El director de la Corporación Autónoma Regional CAR, Alfred Ignacio Ballesteros, anunció en Soacha fuertes sanciones económicas a las empresas que desarrollen obras que no estén autorizadas por los organismos de control.

En una corta visita al municipio de Soacha, Ballesteros dijo que recientemente se expidió la orden de suspensión de tres obras que se venían ejecutando dentro de la reserva forestal del municipio de la Calera (Cund).

Según lo expresado por el directivo, en la Zona de Reserva Forestal Protectora de la Cuenca Alta del río Bogotá, se venía adelantando la construcción de los colegios George Washington School y La Colina, ubicados en el Kilómetro 5 de la vía Bogotá - La Calera, vereda Aurora baja. Así mismo se estaba realizando la edificación del centro Comercial El Manantial, proyecto que consta de un área presupuestada de 1459 m2, donde se planeaban instalar establecimientos comerciales, incluyendo una estación de gasolina y que se encuentra ubicado en la vereda El Líbano, dentro de la misma zona de reserva natural.

“A pesar de tener licencia de construcción de la Alcaldía municipal, evidentemente estas obras no se podían llevar a cabo allí por estar dentro de la zona de reserva .De acuerdo con la Resolución Número 755 que expidió el Ministerio del Medio Ambiente en el año 2012, en esta zona de reserva solamente se pueden desarrollar viviendas unifamiliares para residencia del propietario, es decir, allí no pueden haber otros desarrollos constructivos, ni de tipo institucional, comercial, ni industrial”.

De igual manera, enfatizó en las sanciones que acarrearán estas y las empresas que incurran en la construcción de obras inadecuadas, multas que son de carácter económico y que, de acuerdo con la ley 1333, pueden llegar hasta los 5.000 salarios mínimos vigentes, por tal motivo también invitó a los constructores a que se concienticen sobre las consecuencias que tendrían que pagar por no cumplir lo que exige la normatividad ambiental.

“El llamado a los constructores y a los particulares que quieran desarrollar proyectos sobre todo en zonas rurales, es que consulten con las autoridades ambientales y verifiquen la información ambiental, porque la licencia de construcción no basta, todos están obligados a cumplir con la normatividad ambiental”, puntualizó Ballesteros.

También expresó que además de las sanciones, estas empresas deben hacer el desmonte inmediato de las obras y ejercer una restauración de las condiciones ambientales del lugar de reserva. En cuanto a los compromisos adquiridos por la CAR con los municipios, el funcionario agregó que hay que trabajar mancomunadamente con las administraciones municipales, específicamente en la concesión de licencias de construcción. Para ello, colocó el ejemplo de La Calera, donde se sustituyeron algunos funcionarios que no estaban cumpliendo sus obligaciones, empezando por Secretario de Planeación.