Será que nos llegó la hora?

Jueves 17 de octubre de 2013, por José Ignacio Galarza Mayorga




Llegó el 11 de octubre y apareció en mi tierra el Decreto 202 proferido por la Alcaldesa Municipal, doña Dora Vera Pérez, quien reemplazó temporalmente al titular, señor Nemocón, seguramente en uso de vacaciones, después de un año de agitadísima actividad al frente del primer cargo en la Alcaldía de Soacha.

Y hay que decir, con absoluta franqueza, que estaba en mora esta disposición legal, y que de haber sido puesta en vigencia mucho antes, habría evitado los graves hechos ocurridos días atrás y que se venían madurando desde hace mucho tiempo, por la incapacidad de evitarlos por el Alcalde, señor Nemocón. Pero afortunadamente la Alcaldesa encargada tuvo el valor de detener posibles y graves hechos que, estoy seguro, los logrará, con la vigencia del Decreto referido, que debe permanecer durante mucho tiempo, para su eficacia real.

Y esto indica que la Alcaldesa encargada ha tenido el tino y la diligencia necesaria para asumir su responsabilidad con el decreto referido y, sobre todo ha mostrado una responsabilidad y una magnífica oportunidad para aplicar las disposiciones señaladas en la Constitución y las Leyes en casos como los que ha venido viviendo nuestro Municipio, sin que el Alcalde titular haya sido capaz de poner en vigencia la Constitución y las Leyes que regulan la materia.

Valga, entonces, un aplauso para la Alcaldesa que ha debido estar encargada desde su propia llegada al cargo que desempeñaba, mediante unas vacaciones definitivas del Alcalde titular, porque existe la seguridad que, con esta medida, se aleje a los malvados en su afán de seguir haciendo daño a nuestra tierra ante la mirada incierta de sus autoridades.

Ahora, nos cabe solamente, hacer una ronda de preguntas, que debe responder el Alcalde titular y que aquí las allegamos, también para sus gentes.

Se investigan antecedentes de los desplazados que solicitan servicios del Municipio? No habrá entre los supuestos desplazados gentes con antecedentes y falsos expulsados de sus terrenos que encuentren una forma fácil de vivir con ayudas del Municipio, y que en la noche se conviertan en verdaderos malhechores? Alguna vez la municipalidad ha solicitado antecedentes al DAS de quienes piden servicios médicos? A cuántos se les ha entregado vivienda sin establecer sus antecedentes? Cuántos estarán al servicio de la mafia y de la mafia de la droga y de la delincuencia común? Hay intermediarios que le consigan a los supuestos desplazados los servicios que les presta el Municipio? Qué presupuesto ha fijado el Municipio para desplazados? Cuántos tienen casa, comida y servicio médico? Cuál es el procedimiento a seguir para disfrutar, por los desplazados, de los beneficios otorgados por el Municipio? Qué hacen los desplazados con antecedentes penales? Se tiene en alguna oficina pública los nombres y apellidos y documento de identidad de los desplazados con residencia en Soacha? Lo mismo de las personas a quienes se les ha negado tales servicios y la razón de tal negativa? Hay un archivo general de desplazados que indique el lugar de residencia en el Municipio, su estado civil, documento de identificación y qué se hace con los que no tienen esa identificación? Hay desplazados a quienes se les ha negado ayuda municipal y qué se hace con ellos? Se les vigila o se impone presentación ante alguna autoridad, periódicamente? Los desplazados tienen derecho a vivienda gratis y qué procedimiento se sigue para ello? Cuántas viviendas se han adjudicado y en qué Barrio? Cuántos reciben mercado y qué procedimiento se sigue para ello? Hay desplazados laborando al servicio del Municipio? Cuántos? En qué cargos? Cuantos hijos de desplazados estudian en Soacha y en qué establecimientos? Se ha elaborado censo de desplazados ubicados en el Municipio y sitio de residencia? La llegada de desplazados continúa? Se sabe a ciencia cierta el número de desplazados residentes en Soacha, lugar de origen y número de documento de su identidad? Qué piensa el desprevenido Soachuno de los desplazados residentes en su tierra y de los servicios que se les otorga? Qué se hace para evitar la llegada de nuevos desplazados y ante qué dependencia se presentan? Cree la ciudadanía que la llegada de desplazados representa solo problemas? Por qué los desplazados escogieron nuestro Municipio como lugar de su residencia? Considera, apreciado lector, que la clase política de Soacha ha hecho algo para evitar los desplazados en su territorio? Piensa usted, apreciado lector, que el Decreto dictado por la Alcaldesa estaba en mora de producirse y que es el principio para terminar con malhechores, de toda clase, que hoy se han ubicado en Soacha y comenten toda clase de delitos a cualquier hora del día o de la noche y están acabando con la juventud mediante la venta permanente de drogas prohibidas? Como buen ciudadano, está usted en capacidad de denunciar a quienes violan la ley cometiendo toda clase de delitos? No le parece, estimado lector, que debería existir un censo de verdaderos desplazados y procurar su ayuda y expulsar a los que se acomodan para cometer toda clase de delitos? Cree, estimado lector, que la Policía debe dedicarse mucho más a la vigilancia de los delincuentes de toda clase y ponerlos a buen recaudo? Cree usted que la justicia de Soacha debe ayudar a la ciudadanía condenando a la cárcel a toda clase de delincuentes denunciados por la Policía y la gente de bien? Le parece justo, apreciado lector, que frente a la Casa de Gobierno se vendan toda clase de drogas prohibidas, especialmente a menores y a estudiantes de toda clase.

Finalmente, apreciado lector, como diría cualquier gringo enaigh is enough (suficiente es suficiente).

joseignaciogalarza@yahoo.es

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.