Tocancipá tendrá el mejor museo militar de América Latina

Domingo 14 de julio de 2013




Con el fin de enaltecer el nombre de los más de 150.000 soldados, Infantes de Marina y pilotos que han ofrendado su vida en la defensa de la Patria, en Tocancipá se construirá un Parque Museo de las Fuerzas Militares, que será el más grande de América Latina.

El jefe de Acción Integral Conjunta de las Fuerzas Militares, general de Infantería de Marina Luis Gómez Vásquez, es el gerente de este macroproyecto. Se le hizo tal encargo porque durante su comando en la Infantería de Marina, dirigió y lideró el Parque Museo de las Fuerzas Militares inaugurado el 19 de agosto de 2012 en la base de entrenamiento de Infantería de Marina, en Coveñas, Sucre.

El alto oficial informó que el nuevo Parque Museo se construirá en Tocancipá, Cundinamarca, aledaño al Parque Jaime Duque, en una extensión de 116.201 metros cuadrados, de los cuales 66.201 constituirán una zona de reserva natural para la conservación de especies vegetales y animales en vía de extinción.

En el recorrido se podrá apreciar una completa exhibición de elementos propios de la actividad de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional.

El proyecto, que tiene un costo superior a los 26 mil millones de pesos, contará con una completa exhibición de armamento, uniformes, dotación militar, vehículos y equipos de comunicación, así como documentos históricos que se conservan como un legado para dar a conocer la evolución del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y la Policía, y su aporte al desarrollo, progreso y bienestar de la nación.
“Se busca que sea uno de los mejores centros de exhibición de armas de uso militar en América Latina y que se convierta en un orgullo para los colombianos”, acotó Gómez Vásquez.

Explicó que el actual Museo Militar, en el centro de Bogotá, ubicado en una casa de estilo republicano y que cuenta con una connotación histórica porque cerca a este lugar vivió Antonio Ricaurte, fue desbordado por el auge y desarrollo castrense.

“Nuestra historia militar en ese museo termina con la participación de Colombia en la Guerra de Corea, y estos 50, 60 y más años de conflicto interno, que han sido una verdadera guerra que hemos librado y sufrido todos los colombianos, no sólo los militares, sino todos los hombres, mujeres y niños.. Esa historia, ese esfuerzo de la nación y de sus soldados no está en ningún sitio reflejada para las futuras generaciones”, afirmó el general.

Para evidenciar el interés de los colombianos por la historia castrense del país, baste con decir que el actual Museo es visitado por unas cinco mil o seis mil personas por mes.

Aseguró el general Gómez Vásquez que por esta razón nació la idea de cambiar de lugar el museo y transformarlo en uno más completo. “… En el nuevo Parque Museo aspiramos que se duplique o triplique el número de visitantes, porque será un museo muy interactivo”, anotó.
El nuevo Parque Museo estará dotado de lo último en tecnología, sobre todo en el concepto de interactividad, de forma tal que personas de todas las edades pueden sentir en un momento dado que pueden experimentar “lo que son, han sido y serán sus Fuerzas Militares”.
Insistió en que el Parque Museo marcará la diferencia con otros en el mundo, porque no será frío ni lúgubre, sino que tendrá mucha vida y los visitantes tendrán la posibilidad de aprender de manera experimental la historia militar.

“Los hombres, mujeres y niños podrán tocar unos elementos militares y saber cómo son... Por ejemplo, saber cuánto pesa un equipo de campaña de un soldado, qué lleva en su interior y cómo se siente volar un helicóptero o un avión de reconocimiento y combate, pues se contará con simuladores de vuelo”, aseguró.

También estará rodeado de jardines, fuentes de agua, contará con un lago de diez mil metros cuadrados, es decir, casi una hectárea y tendrá botes de la Armada Nacional. Las fuentes serán rítmicas y luminosas. En el muelle habrá una plazoleta de comidas.

Más características

Insistió el alto oficial en que este museo se distinguirá por una construcción al estilo Neobarroco y albergará la historia de cada una de las fuerzas militares de Colombia durante el siglo XIX.

Otra parte de la estructura será construida bajo parámetros de arquitectura vanguardista en la cual se mostrará la historia de los siglos XX y XXI y contará con una serie de elementos representativos y simbólicos de cada fuerza. Entre ellos: el Arco del Triunfo, la Fuente de Agua, el Faro y monumentos en honor a los soldados colombianos.
Los visitantes, colombianos y extranjeros, podrán apreciar una muestra de los vehículos que utiliza cada fuerza, interactuar en ellos y conocer su historia.

Lo que se busca es que los espacios interiores del Parque Museo sean amplios e iluminados, caracterizados por un diseño arquitectónico que combine elementos clásicos con la modernidad y la tecnología de punta, de forma tal que preserve un ambiente agradable sin perder ese aire de sobriedad y elegancia que caracteriza el ambiente militar.

El nuevo Parque Museo contará con un sitio dedicado a la educación y recreación de la niñez que se llamará “Divermil” y también tendrá programas de apoyo al personal discapacitado de las Fuerzas Militares.
Esto último porque los soldados e Infantes de Marina discapacitados asumirán los trabajos administrativos dentro del Parque Museo. “Todos los discapacitados tendrán entrada gratis, como ocurre en otras partes del mundo y en Colombia. Los niños y las personas de la tercera edad, tampoco pagarán su ingreso”, agregó el alto oficial.

El general Gómez Vásquez dijo que lo más importante es que “nuestros hombres heridos en combate y que sufren los rigores de la guerra, serán los guías, serán las personas que contarán la historia de nuestras Fuerzas Militares y de nuestro país”.

Aportes de todos

Por su aporte arquitectónico, paisajístico y completa dotación, la idea es que el Museo no solo sea el mejor de América Latina, sino uno de los mejores del mundo.

“La idea es poder sacar adelante este macroproyecto con la ayuda de todos los colombianos. En estos momentos estamos promocionando la moneda del Parque Museo, que es el aporte que puede hacer cualquier ciudadano que quiera vincularse a esta iniciativa y, como contraprestación, tendremos un muro donde estará el nombre de todos los hombres, mujeres y niños que la adquirieron”, explicó el alto oficial.
Agregó que la idea es que quien quiera vincularse adquiere una moneda por un precio de 20 mil pesos y su nombre, o el de sus seres queridos, quedará inscrito para posteridad en el llamado Muro de la Generosidad.

Incluso, una vez sea inaugurado el Parque Museo, el propietario de la moneda podrá ingresar cuantas veces desee durante dos meses. Es más, el propietario la podrá prestar o regalar a otra persona para que la pueda utilizar durante ese lapso.

En cuanto a los aportes de las empresas, Gómez Vásquez expresó que las empresas que se vinculen al macroproyecto obtendrán una serie de beneficios, entre ellos la vinculación a un proyecto histórico y cultural de la Nación, así como el apoyo a la defensa y promoción de los derechos humanos, al igual que al desarrollo ecológico y medio ambiental. Además, como acto simbólico, se sembrará un árbol por cada empresa que se vincule al proyecto, el cual quedará ubicado en el Bosque de la Solidaridad.

También contarán las empresas con publicidad permanente en diferentes sitios del Parque Museo y se les expedirá certificado para deducción de impuestos correspondientes al 125% de lo aportado.
Además, agregó el general, “al representante legal de la empresa o a la persona que sea designada se le otorgará un carné, el cual lo identificará como socio honorario del Parque Museo, con el cual podrá contar con una serie de beneficios personales e institucionales”.
También se pueden hacer donaciones a través del PCS o Paypal, sistemas que están de moda y de uso en el mundo. “Una persona desde su propio hogar, sin salir de su casa y por intermedio de PCS o Peipal, puede hacer un aporte y ganar los beneficios de tener su moneda, de tener su nombre inscrito y demás prerrogativas”, explicó el alto oficial.

Y, por último, para asegurar transparencia en el control y manejo de los aportes, se creó la Fundación “Parque Museo de las Fuerzas Militares”, con todos los requisitos legales al día.

El gran reto

Con todo ese cronograma de trabajo el gran reto es concluir el macroproyecto el 20 de julio del 2014 para que el presidente Santos Calderón lo inaugure en esa fecha patria.

“El reto es concluir el macroproyecto en la fecha propuesta. Por esta razón adelantaremos una ofensiva en los centros comerciales no solo de Bogotá sino de todo el país para vincular a los ciudadanos con la compra de las monedas y visitando a las empresas para que se vinculen con esta iniciativa histórica”.

El alto oficial no duda en señalar que “siempre he considerado que si tenemos una de las mejores Fuerzas Militares de América Latina, también merecemos tener el mejor Parque Museo castrense”.

Fuente: Nuevo Siglo.com

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.