En Cazuca se destruyeron licores y cigarrillos de contrabando

Más de 250 toneladas de licor y cigarrillo de contrabando, así como bebidas alcohólicas adulteradas aprehendidas en Bogotá y Cundinamarca, fueron destruidas por funcionarios de la Secretaría de Hacienda del Departamento, la diligencia se llevó a cabo en una empresa de la zona industrial de Cazuca.


“El proceso que adelanta la Gobernación de Cundinamarca consiste en la desmaterialización y destrucción de las mercancías aprehendidas por el Grupo de Control de la Ilegalidad de la Secretaría de Hacienda”, dijo Rafael Infante, subdirector de Liquidación Oficial de la secretaría departamental de Hacienda.

La estrategia hace parte de la lucha contra la evasión que adelanta la Administración, que se traduce en mayores recursos para los sectores de salud y educación del departamento.

La destrucción de los elementos, entre los cuales se incluyen sellos y marcas falsas o empaques de tetrapack, se hace dentro de las más estrictas normas de seguridad personal y ambiental, así como de disposición final de los residuos que, como vidrio, cartón, plástico o papel son dispuestos para reciclar.

“Se le está dando un uso adecuado a los residuos, se trata de un compromiso social de la Gobernación de Cundinamarca con el medio ambiente. Cada uno de los elementos es procesado con responsabilidad social y de acuerdo con la norma ambiental”, señaló Javier Useche, gerente comercial de Serviecológicos, la empresa encargada del proceso de reducción de los elementos aprehendidos.

Durante el proceso se redujeron diferentes licores y cigarrillos, dentro de los cuales se destacan whiskeys (Buchanans, Red Label, Chivas); rones (Santafé y Viejo de Caldas); aguardientes (Néctar y Antioqueño); además de vinos, champañas y aperitivos.

La Administración Departamental adelanta este procedimiento como parte de la gestión integral de residuos reciclables y reciclables en desuso, y según lo estipulado por la Ley en relación con la prevención y el manejo de los residuos o desechos peligrosos.

La destrucción se adelantó en las instalaciones de la empresa Serviecológico, ubicada en la zona industrial de Cazucá (Soacha), con la supervisión de funcionarios de la Oficina de Control Interno de Cundinamarca.

Sobre Periodismo Público 31024 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca