En Suacha: espacio público vs trabajo

A partir de la situación generada en San Mateo por la “recuperación” del espacio público y el desalojo de los vendedores ambulantes (no todos son vendedores ambulantes), presento a continuación un breve recuento sobre la problemática.


La disputa por el espacio público en Suacha

El pasado miércoles 12 de febrero del presente año, en las horas de la mañana, sobre la avenida 30 de San Mateo en Suacha, en plena zona comercial caracterizada por la imposible movilidad peatonal de quienes residimos allí, se hacían presentes en una aglomeración los representantes de los vendedores ambulantes que discutían con miembros de la policía, sobre el desalojo que se estaba llevando a cabo.
La situación sugiere diversas posiciones: en las redes sociales, varios vecinos del sector manifiestan lo que para muchos de nosotros significó una medida necesaria, prometida pero demorada en el tiempo del gobierno actual, además de muy esperada por todos los habitantes de la comuna 6.

Sin embargo, la situación sugiere preguntas de fondo: ¿Quiénes son los vendedores ambulantes de la Carrera 30 de san Mateo? ¿En qué y cuáles son las condiciones pactadas para el desalojo? ¿Es justo el desalojo? ¿Y los comerciantes que pagan arriendo en los locales del sector, acaso no tenían también sus puestos ambulantes frente a su negocio? ¿Existen garantías para quienes viven de tales ingresos?

El problema no es de hoy y se debieron tomar acciones hace mucho tiempo. En algunas ocasiones la Plataforma Juvenil de Suacha presentó varias fotografías donde señalaba la inapropiada forma de ocupar el espacio público en el sector, además nos preguntábamos por la acción de las autoridades públicas en el asunto. No se hicieron esperar los comentarios de los vecinos de San Mateo y los diferentes habitantes de la ciudad, y a parte de entender que no tenemos autoridades pertinentes con los asuntos de la ciudad, básicamente se coincida en un asunto: Muchos de los vendedores ambulantes de tal sector, no existen, son extensiones de los locales que se han tomado descaradamente el espacio público.

Plataforma Juvenil Suacha. Es necesario tener una mirada más amplia frente al asunto del espacio público en Suacha, si usted se fija, la gran mayoría de esos negocios en los andenes, son extensiones de los locales de la Avenida, debe existir una justa coexistencia entre espacio público y proliferación de mercancías, alguien tiene que involucrarse en esa problemática en San Mateo, el tema ya es insostenible”.

Plataforma Juvenil Suacha. Hacemos una pregunta sencilla, cuánto tiempo lleva San Mateo en esta situación, y ningún alcalde ha querido involucrase? Más de 15 años? 20? Si han notado las consecuencias de este asunto? La inseguridad para esos sectores, microtráfico, el peatón no tiene espacio para su movilidad, han intentado coger un bus en la noche? Se mezcla el comercio desordenado, la falta de espacio y la inseguridad, cada día va empeorando, el asunto no es el espacio en sí mismo, revisen los impactos de esta situación insostenible a largo plazo.

Entre otras circunstancias expuestas en el foro de discusión que se generó con la publicación señalada, se recogen, entre otras, posturas de ciudadanos que piden respeto del derecho al trabajo, comentarios que reclaman la presencia de las autoridades, no solo en San Mateo, sino en diferentes sectores de Suacha, como en Compartir, Ricaurte, la Calle 13 en el centro; además de problemáticas asociadas, como es el caso del mal uso de la calle principal de San Mateo por parte de quienes parquean carros (dueños de los locales) y no dejan transitar el transporte público, la peatonalización exageradamente restringida del sector, lo que obliga a quien debe pasar por allí (todo San Mateo) a caminar en medio del carril vehicular, microtráfico, desorden, suciedad, inseguridad, entre muchas más.

Hace un par de semanas, otro medio local publicaba un reportaje donde señala las consecuencias de este problema, en las cuales se enumeran la imposibilidad de movilidad de las personas en situación de discapacidad, las madres con sus hijos de brazos, apartamentos en el lugar puestos en venta por la incomodidad para vivir allí, la obstrucción de los andenes por parte de los almacenes al colocar vitrinas y carpas; y se señala acertadamente que el colapso generado por los vendedores ambulantes (que ya sabemos no son todos, muchos de ellos son los dueños de los locales) no sólo se manifiesta en San Mateo, es una situación que se presenta en muchas zonas de la ciudad.

Este problema social de décadas en Suacha ya es un problema público

El comercio informal urbano callejero es ejercido principalmente por migrantes campesinos o mirantes de pueblos y otras ciudades diferentes a donde se ubican, quienes llegan para mejorar sus niveles de vida a partir de las falencias de las políticas sociales de la nación.

En una breve revisión del marco normativo relacionado, algunas consideraciones pertinentes:

En primera instancia, la Constitución Política de Colombia manifiesta que, como derecho colectivo, es deber del Estado velar por la protección del espacio público y por su destinación al uso común; pero en el mismo sentido como fundamental el trabajo es un derecho y una obligación social y goza, en todas sus modalidades de la protección especial del Estado. Además:

Los bienes de uso público, los parques naturales, las tierras comunales de grupos étnicos, las tierras de resguardo, el patrimonio arqueológico de la Nación y los demás bienes que determine la ley, son inalienables , imprescriptibles e inembargables”. Art. 63

La ley 9 de 1989 presenta la siguiente definición:

El espacio público es el conjunto de inmuebles públicos y los elementos arquitectónicos y naturales de los inmuebles privados, destinados por su naturaleza, por su uso o afectación, a la satisfacción de necesidades urbanas colectivas que transcienden, por tanto, los límites de los intereses, individuales de los habitantes”. Art. 5

El Código Civil manifiesta que:

Nadie podrá construir, sino por permiso especial de autoridad competente, obra alguna sobre las calles, plazas, puentes, playas, terrenos fiscales, y demás lugares de propiedad de la Unión” Art. 679

Es posible identificar más de 30 Sentencias de la Corte Constitucional relacionadas con el tema, sin embargo, entre otras que se pueden mencionar, sentencias como la SU-360 de 1999 , se relacionan con temas de espacio público, derecho al trabajo y al empleo, comercio informal, y hace referencia a la invasión del espacio público por parte de los vendedores y su situación económica.

La sentencia T-772 de 2003 propone las fases para la recuperación del espacio público sin la vulneración del derecho al trabajo, y entre otros temas claves para este caso en Suacha, se plantean en la sentencia citada, la prohibición de la incautación de las mercancías, el deber de plantear alternativas al vendedor para reubicarlo y el derecho al mínimo vital.

La discusión

Durante la columna se buscó dar respuesta a los interrogantes planteados al iniciar:

• ¿Quiénes son los vendedores ambulantes de la Carrera 30 de San Mateo? ¿En qué y cuáles son las condiciones pactadas para el desalojo?
• ¿Y los comerciantes que pagan arriendo en los locales del sector, acaso no tenían también sus puestos ambulantes frente a su negocio?
• ¿Existen garantías para quienes viven de tales ingresos?

Quedan temas pendientes, como es el caso de la estrategia presentada por la Alcaldía Municipal para el desalojo, dado que se debe tener una alternativa para los vendedores, buscando garantizar su mínimo vital, como lo señala la corte. Además, la pregunta por el cubrimiento de los medios sobre el tema, ya que al ser suficientemente público el asunto, se puede lograr que las garantías y la seriedad en el proceso se mantengan estables, y no solo sea una medida represiva de impacto en el tiempo inmediato.

Para concluir parcialmente

El tema no es de fácil gestión por parte de las autoridades, sin embargo, retomo las palabras de Daniel Samper citadas a la entrada, para mencionar el desalojo de los vendedores del parque principal de Suacha en diciembre de 2014, y el desalojo de los vendedores en San Mateo en días pasados, ya que sugieren una búsqueda de visibilidad y “reconciliación con la no gestión en los tres años anteriores” por parte del gobierno local, lo que lleva a pensar en la doble moral en la que se pueda caer para abordar el tema: los ciudadanos enojados manifiestan su felicidad por la recuperación del espacio público, pero a su vez se indignan por la imposibilidad de ingresos que puedan tener varios de los vendedores ambulantes, es decir, la vulneración a su dignidad, pero los mismos ciudadanos no se apropian de lo público para hacer seguimiento a la seriedad, respeto de los derechos humanos de todas las partes y contundencia en las medidas administrativas, esperando que se hayan tomado medidas para el largo plazo, y que sean parte de un plan articulado para recuperar el espacio público en Suacha… no vaya y sea que el problema real quede volando para las nuevas administraciones.

En Ersilia, para establecer las relaciones que rigen la vida de la ciudad,
los habitantes tienden hilos entre los ángulos de las casas,
blancos o negros o grises o blanquinegros según indiquen relaciones de parentesco,
intercambio, autoridad, representación.
Cuando los hilos son tantos que ya no se puede pasar entre medio,
los habitantes se van: se desmontan las casas; quedan sólo los hilos y los soportes de los hilos.”
LAS CIUDADES Y LOS INTERCAMBIOS. 4 (Pág. 35) Ciudades Imaginadas. Italo Calvino
.

Andrés Jiménez
#DefiendoyRespetoloPÚBLICO
@andresjimenezab