Joaquín Gualteros, el líder comunal de Soacha que se atrevió a escribir un libro

Oriundo de Chocontá Cundinamarca, cuna de la acción comunal en Colombia, este hombre de baja estatura, descomplicado, dicharachero, líder, buen conversador y defensor jocoso de su glorioso partido, hoy se convierte en ejemplo de vida al presentar su primer trabajo escrito denominado “Solo contra el mundo, de la mano de Dios”.


Joaquín-Gualteros-Soacha
Joaquín-Gualteros-Soacha

Joaquín Gualteros llegó al municipio de Soacha hace más de cincuenta años y pertenece a la acción comunal del barrio España desde los años 70. “Encontré el salón comunal vuelto nada y las rejas hechas pedazos, entonces me propuse arreglarlo, renovarlo y hacer una serie de cosas por el sector; afortunadamente conté con el apoyo de personas como la señora Norma Guevara, de Eléider Galindo y de Juanito Rodríguez. ‘Le he tomado tanto cariño a Soacha que si puedo hacer algo por ella, lo hago’…”.

Don ‘Gualteritos’, como cariñosamente le dicen, logró un reconocimiento impresionante en Soacha; sólo basta que se desplace por cualquier calle del municipio para que sea saludado y reconocido. “Esto lo logré a través de la acción comunal y de cultivar amistades de las personas. A todos los quiero, hoy uno trabaja socialmente y no por la política”.

Dice que Dios le ha dado el don de servir con cariño a la comunidad, “el pago que he recibido es la satisfacción de haber hecho lo que tenía que hacer, por eso el saludo de la gente”. Fue pionero del minifútbol en Soacha ya que logró agrupar 178 equipos afiliados al Comité Deportivo del barrio España; “aquí, en San Bernardino y Llano Grande teníamos 7 campos deportivos que funcionaban desde las 7 de la mañana hasta las 6 de la tarde, esto lo hacíamos solo por evitarles a los muchachos que cogieran el vicio de la droga”, comenta.

Su libro: “Solo contra el mundo, de la mano de Dios”

En este libro de 134 páginas, con portada a color y una excelente presentación, Joaquín Gualteros recopila y relata de una forma muy amena, verdaderas historias de su vida.

¿Cómo nace la idea, cómo se le ocurre escribir un libro?

Desde muy pequeño me tocó ‘frentear’ la vida solito, mis padres por cuestiones del destino se separaron y quedé junto a mis dos hermanitos (una mujer y un varón) al cuidado de las abuelas. Allá en el campo tenían que viajar mis tíos hasta Chocontá para ir a estudiar, mientras tanto el único ayudante que tenía mi abuela en el restaurante, era yo. Entonces debía cargar la leña, el carbón, traer la chicha de Santa Rosita, el agua y todo lo que se ofreciera en el restaurante, es decir, los mandados que necesitaba mi abuela.

Y ahí empezaron mis sufrimientos, porque yo era ‘muy caspa’, cuando hacía los males donde una abuela me iba para donde la otra; allá también hacía males y luego me devolvía, entonces me la pasaba de mano en mano y todo el mundo se lavaba el mugre en mí. Fueron años muy jodidos. Recuerdo que jugando se me partió un pie y me quedó una cicatriz grande, claro que mi abuelo Pacho me curó y me arregló el pie, eso sí, bendito sea Dios, ‘nunca tuve que ver con esas porquerías de vicios y malos pasos’.

¿O sea que a partir de esas vivencias de su vida fue que se le ocurrió escribir el libro?

Sí señor. Recordé todo eso y desde hace como unos tres o cuatro años decidí hacer el libro reviviendo un poco lo que me pasó; inicialmente nadie me orientó, escribí el libro a mano, aunque después algunas personas me ayudaron. Por ejemplo Los Amaya me transcribieron varios páginas, Saúl Betancourt también me ayudó a corregir estilo, aunque el editor es Henry Mayorga, a quien le agradezco mucho.

¿Quién le financió el libro, incluyendo la impresión?

Nadie, todo fue de mi propio pecunio. Se imprimieron mil libros en esta primera edición.

¿Ya los comenzó a vender?

La idea es hacer un lanzamiento muy pronto, ojalá en este mes de febrero, aunque ya he vendido algunos a los amigos más cercanos.

¿Esa pasión por escribir es de siempre?

Antes había escrito poemas y canciones, pero es la primera vez que lo hago con un libro; desde que estoy pensionado siempre he buscado estar activo con la Junta, las asociaciones de padres, el deporte, entonces me puse a pensar y empecé a escribir y me gustó. Leer me hace recordar a mucha gente, anécdotas que narro en el libro con mis compañeros de trabajo, mis amigos de Soacha, la gente de la vereda donde nací, y conocidos que me tenían compasión cuando pequeño y me protegían.

Joaquín Gualteros recuerda a su padre como buen conservador, pero con una admiración inmensa por el caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán. “Él era un defensor de las clases menos favorecidas, de ahí que yo traigo algunos sentimientos revolucionarios y lucho por ver el progreso de mi entorno, de la misma gente, que el fruto del trabajo se refleje en la felicidad de uno mismo”.

“Don Gualteritos”, con estudios de destilería en la Universidad Nacional, pensionado, líder comunal y un servidor incansable de su comunidad, quiere convertirse en un escritor de historias y sucesos que transcurren diariamente, por eso este libro fue su punto de partida para iniciar una nueva pasión, y desde ahora ya piensa en su próximo trabajo escrito, dice él, enfocado a Soacha.

Si usted desea apoyar a don Joaquín Gualteros Salcedo y adquirir el libro, llame al 313 8950350.

Joaquín-Gualteros-Sólo contra el mundo
Joaquín-Gualteros-Sólo contra el mundo
Sobre Periodismo Público 31426 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca