Con el respaldo de los directorios de Soacha y Cundinamarca, el actual concejal Carlos Ospina asegura que él es el único precandidato que tiene prácticamente asegurado el aval y que su aspiración va en firme. Dice que le gustaría formar parte de una alianza programática seria, y que en su gobierno trabajaría en tres temas concretos: salud, movilidad y seguridad.


Carlos-Ospina-candidatop-Liberal-Soacha

Carlos-Ospina-candidatop-Liberal-Soacha

Así habló Carlos Ospina para Periodismo Público:

Concejal, ¿es cierto que usted es el único precandidato del partido Liberal a la Alcaldía?

En este momento soy el único precandidato a la alcaldía por el partido Liberal; en su momento hubo tres aspirantes que fueron: Juan Pablo Piranquive, Luis Hernández y Carlos Ospina, pero se fue seleccionando y quedé por el momento como la única persona para ser avalada por mi partido.

Pero aún no se puede afirmar que usted tiene el aval, ¿verdad?

No porque hasta el momento ningún partido ha dado el aval, pero si uno va y habla con el directorio municipal, este dice que nuestro candidato es Carlos Ospina, y si va al departamento o a la Dirección Nacional, manifiestan lo mismo, que el candidato de Soacha es Carlos Ospina.

Si saliera otro aspirante a alcaldía por el partido Liberal, ¿usted tendría algún inconveniente?

Para nada, pero se tendría que tener en cuenta que la persona haya estado dentro del partido. En mi caso he sido dos veces concejal de Soacha, el único que apoyó a Humberto de la Calle a la presidencia, a Olga Lucía Velásquez al senado y a Óscar Sánchez, que es el representante a la Cámara con mayor votación. Fuera de eso he sido presidente y vicepresidente del partido liberal, y de las juventudes liberales, que las incorporamos al partido.

¿Pero usted quiere ser candidato a la Alcaldía de Soacha?

Claro que sí, pero invito a la gente a ser candidatos reales. En este momento hay 9 partidos que podrían dar avales y más de 21 aspirantes a la alcaldía. Hay mucha desinformación, por ejemplo en un medio de comunicación de Bogotá sacaron 18 precandidatos y no me sacaron a mí, siendo el único que en este momento tendría la mayor opción de obtener el aval del partido más grande y no por ser prepotente, pero el partido Liberal tiene predominancia en el municipio teniendo en cuenta que Soacha es liberal. Fijémonos que nunca ha dejado de tener 3 concejales y siempre ha tenido las mejores votaciones.

¿Llegaría hasta el final o negociaría por el camino con el aval?

Me gustaría llegar hasta el final, pero le voy a decir algo. Me he sentado con el partido Verde, con Colombia Justa Libres, con la U, el partido Conservador y con los que aspiran por firmas, como José Ernesto Morales, entonces mi análisis es que si se hace una alianza programática, no coalición porque ya perdió el sentido, de ahí saldría el alcalde. Entonces si analizamos los candidatos que nombré, ellos tienen dos características iguales, que son nombrables y elegibles.

Así las cosas, si Carlos Ospina va a ser alcalde del municipio, sería gustoso que Luis Eduardo Chávez del partido Verde fuera el secretario de Desarrollo Social porque reúne todas las características en lo social, discapacidad y en lo que él maneja, entonces sería una persona idónea para este cargo.

Si miramos el partido Colombia Justa Libres, Andrés Jaramillo, que es nombrable y elegible, él estuvo postulado para ocupar el cargo de Secretario de Movilidad. Si tomamos esos dos ejemplos, hay personas que pueden llegar a hacer una alianza programática en pro del municipio, y con estas características deben ser profesionales e idóneos, conocer la parte administrativa, política y ser soachunos para ocupar los cargos.

¿Y Cambio Radical, por qué no lo nombró?

Porque ellos hasta ahora se están organizando y no se sabe quién va a ser el candidato, y no sé si estarían dispuestos a retirarse y entrar en este juego. Para hablar de una alianza, todos debemos estar listos para retirarnos en cierto momento.

Así las cosas, no descartaría hacerse a un lado. ¿Es así?

Mi vida además de ser política fue administrativa, y esa parte administrativa en lo público fue importante. Daría un paso al costado, pero como diría Gaviria, no nos llamen a empujar, llámenos a trabajar.

De ser alcalde, ¿qué haría por Soacha en medio de esta profunda crisis social que atraviesa el municipio?

Uno debe tener en cuenta tres prioridades para gobernar a Soacha:

  • 1. Salud. El hospital se tiene que construir, al mes de posesionado estaría colocando la primera piedra en Terreros.
  • 2. Transporte y movilidad. Fui el ponente del proyecto de acuerdo de fases 2 y 3 de Transmilenio, significa que conozco el tema en su totalidad, están los recursos de la nación, del departamento y el municipio. Se tiene que dejar de poner tantas trabas a las cosas y ejecutar las obras, además de darle orden a toda la movilidad de la ciudad.
  • 3. Seguridad. Es prioridad en mi gobierno este tema, aunque hay otros como la educación, que se maneja sola, y la infraestructura, pero aquí ya mencioné el hospital y la parte vial.

¿Qué propondría para que las secretarías funcionen adecuadamente?

En el actual plan de desarrollo quedó que se medía a los secretarios, no por su ejecución, sino por su consecución de recursos, pero lamentablemente han sido unos secretarios muy ineptos y lo digo abiertamente. El potencial de secretarios está en Soacha porque conocen mucho del municipio; precisamente en esas alianzas programáticas a las que me refiero están encaminados esos buenos secretarios y ahí están las nuevas caras para mostrar con un alto compromiso por Soacha.

Hay que tener amor por Soacha, identidad, amigos y no enemigos. Y a esos amigos hay que traerlos; traigamos a todos los partidos a trabajar en beneficio de Soacha para convertirla en una ciudad industrial.

¿Por qué está calificado para ser alcalde?

Muy joven fui coordinador del almacén de inventarios del municipio, después pasé a ser profesional especializado en la Secretaría General, y ahí estuve por provisionalidad. Renuncié para irme a la Contraloría General de la República a ser auditor de vigilancia fiscal, entonces conozco muy bien los temas de contratación, auditoría de control político y de control de contratación. De ahí, José Ernesto Morales me trajo para ser el subdirector administrativo y financiero del IMRDS.

Entonces tengo una vida pública y administrativa que varios candidatos no la tienen, me lancé por primera vez al Concejo municipal y saqué la segunda mayor votación, y en este segundo periodo soy la mayor votación del partido Liberal en todo Cundinamarca. Además hay que tener en cuenta que he asistido a todos los debates en el concejo, no he fallado un solo día en estos ocho años. Soy de los mayores debatientes en el cabildo.

En un eventual gobierno suyo, ¿cómo serían las relaciones con Bogotá y con todos los vecinos?

Debemos tener buenas relaciones con Bogotá y uno aprende de municipios como Chía, porque tiene el mismo presupuesto que Soacha (400 mil millones de pesos) pero ellos consiguen 500 mil o un billón de pesos para libre inversión, entonces contratan a sus secretarios no para que ejecuten, sino para que consigan recursos.

Finalmente, cuéntenos ¿cómo está conformada su familia y qué tiene que decirle a los soachunos?

Soy padre de familia, casado, con 3 hijas, no nací en Soacha pero llevo 35 años viviendo aquí. Soy administrador de empresas, sé que tengo las capacidades y sueño con que el municipio se convierta en una gran ciudad. Y a las personas que son de Bogotá, les digo que no voten por mí, porque siendo alcalde salen las 800 o 1000 personas que están por OPS y vamos a hacer una reestructuración, pero no para sacar al soachuno, vamos a recuperar la identidad del municipio de Soacha y vamos a calificar las hojas de vida que sean del municipio. La Secretaría General y Recursos Humanos tienen que hacer las visitas domiciliarias para comprobar que viven en Soacha, porque no hay persona que trabaje más gustosa por el municipio que el soachuno, porque siente amor por el municipio. Fui un excelente funcionario y ahora quiero ser uno de los mejores alcaldes en la historia de Soacha.