SUACHA, el ordenamiento del territorio y el POT

Los asuntos del territorio en Colombia, generalmente vienen pasando por agache en las discusiones públicas gracias a la mayoría de los actores políticos representativos que cuentan con cargos de elección popular. Tales asuntos suelen estar minados de tecnicismos y túneles jurídicos que alejan a la población de la importancia de su conocimiento, de lo relevante del tema para las acciones de futuro y de lo político, porque se cruza con los intereses de variados actores que compiten por guardar silencio en los escenarios de negociación.

En este contexto y a pesar de que discusiones coloridas y apabullantes como la elección del “Gran Colombiano” y el intercambio “amistoso” de vallas en el país estén llamando la atención de la mayoría de la población, en las realidades locales se están tomando decisiones silenciosas que determinan territorios extensos, con la dignidad de sus habitantes.

A continuación quiero compartir algunas precisiones técnicas para el debate que se visualiza en torno al Plan de Ordenamiento Territorial en Suacha, con la intención de incentivar el interés en éste tema y motivar el estudio del documento que determinará el ordenamiento del territorio y su uso en los tiempos cercanos; quiero entregar algunas herramientas que puedan ser usadas por todos en la discusión.

Si como ciudadanos queremos tomar acciones que logren algún tipo de cambio a las condiciones estructurales que están oscureciendo día a día a Suacha, la invitación es a solicitarle a la institución (Alcaldía, Concejo, Ediles, JAC) participación en la construcción del documento en mención, que nos informemos sobre los espacios vacantes en el Consejo Territorial de Planeación y nos postulemos como actores sociales activos.

Exijamos constantemente información sobre el estado de avance en la discusión, presentemos propuestas de acuerdo a nuestro sector con nuestra comunidad y generemos discusiones que permitan llegar a los mejores acuerdos para poder visualizar un territorio que se viene desangrando por la indiferencia, el silencio y la complicidad de sus habitantes con las condiciones de oscuridad de su aparato burocrático y sus cargos representativos.

Algunos aspectos de definición

En el artículo 9 de la ley 388 de 1997, el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) hace referencia al instrumento básico para desarrollar el proceso de ordenamiento del territorio municipal.

Se define como el conjunto de objetivos, directrices, políticas, estrategias, metas, programas, actuaciones y normas adoptadas para orientar y administrar el desarrollo físico del territorio y la utilización del suelo. De acuerdo al número de habitantes, los planes de ordenamiento se denominarán de la siguiente forma:

Planes de Ordenamiento Territorial Población Superior a los 100.000 Habitantes

Planes Básicos de ordenamiento Territorial Población entre 30.000 y 100.000 Habitantes

Esquemas de Ordenamiento Territorial Población inferior a los 30.000 Habitantes

Los Planes de Ordenamiento Territorial deberán contemplar tres componentes en su construcción, de la siguiente manera:

Componente General: Estará Constituido por los objetivos, estrategias y contenidos estructurales de largo plazo.

Componente Urbano: Estará constituido por las políticas, acciones, programas y normas para encauzar y administrar el desarrollo urbano.

Componente Rural: Estará constituido por las políticas, acciones, programas y normas para orientar y garantizar la adecuada interacción entre los asentamientos rurales y la cabecera municipal, así como la conveniente utilización del suelo.

El (POT) es entendido como un sistema de planeación integral que parte de la ciudad existente y se propone una actuación operativa, selectiva y estratégica, que programa el desarrollo a mediano y largo plazo, de acuerdo a objetivos económicos, sociales, físicos y de participación ciudadana. Se articula a partir de la definición de 4 componentes de tipo general, urbano, rural y un programa de ejecución.

Las decisiones en la materia se fundamentan en Normas Urbanísticas, las cuales tienen por objeto regular el uso, la ocupación y el aprovechamiento del suelo y definen la naturaleza y las consecuencias de las actuaciones urbanísticas indispensables para la administración de los diferentes procesos. Tales normas a su vez se dividen en Urbanísticas Estructurales, Urbanísticas Generales y las complementarias.

El proceso de elaboración y aprobación se puede resumir de la siguiente forma:

Algunas Precisiones Normativas
La Constitución Política en su Título XI, del ordenamiento territorial, introduce en la constitución política de Colombia nuevas concepciones sobre el ordenamiento territorial, conceptos relacionados y problemáticas que deben ser atendidas en el marco de la descentralización y el Estado unitario.

De esta forma el artículo 286 define como entidades territoriales los departamentos, los distritos, los municipios y los territorios indígenas, el artículo 287 establece la autonomía para la gestión de sus intereses y el artículo 288 determina que la distribución de las competencias se deberán atender, de acuerdo a como lo establezca la respectiva ley de ordenamiento territorial, atendiendo los principios de coordinación, concurrencia y subsidiariedad.

Por otro lado, la constitución en su artículo 319 establece que cuando dos o más municipios tengan relaciones económicas, sociales y físicas, que den al conjunto características de un área metropolitana, podrán organizarse como entidad administrativa encargada de programar y coordinar el desarrollo armónico e integrado del territorio colocado bajo su autoridad; racionalizar la prestación de los servicios públicos a cargo de quienes la integran y, si es el caso, prestar en común algunos de ellos; y ejecutar obras de interés metropolitano.

Ley 152 de 1994 en su artículo 41 establece que en el caso de los municipios, además de los planes de desarrollo, deberán contar con un plan de ordenamiento que se regirá por las disposiciones especiales sobre la materia.

Por su parte, la Ley 388 de 1997 o ley de ordenamiento territorial, establece algunos objetivos, los principios y la función social de la gestión territorial, aspectos que deberán ser atendidos en el ejercicio de la planeación territorial, de la siguiente manera:

Objetivos, dentro de los cuales se destacan

Garantizar que la utilización del suelo por parte de sus propietarios se ajuste a la función social de la propiedad y permita hacer efectivos los derechos constitucionales a la vivienda y a los servicios públicos domiciliarios, y velar por la creación y la defensa del espacio público, así como por la protección del medio ambiente y la prevención de desastres.
Promover la armoniosa concurrencia de la Nación, las entidades territoriales, las autoridades ambientales y las instancias y autoridades administrativas y de planificación, en el cumplimiento de las obligaciones constitucionales y legales que prescriben al Estado el ordenamiento del territorio, para lograr el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.
Facilitar la ejecución de actuaciones urbanas integrales, en las cuales confluyan en forma coordinada la iniciativa, la organización y la gestión municipales con la política urbana nacional, así como con los esfuerzos y recursos de las entidades encargadas del desarrollo de dicha política.

Sus principios se enfocan hacia la función social y ecológica de la propiedad, la prevalencia del interés general sobre el particular y la distribución equitativa de las cargas y los beneficios.

Por otro lado la función pública del urbanismo busca entre sus fines:

1. Posibilitar a los habitantes el acceso a las vías públicas, infraestructuras de transporte y demás espacios públicos, y su destinación al uso común, y hacer efectivos los derechos constitucionales de la vivienda y los servicios públicos domiciliarios.

2. Atender los procesos de cambio en el uso del suelo y adecuarlo en aras del interés común, procurando su utilización racional en armonía con la función social de la propiedad a la cual le es inherente una función ecológica, buscando el desarrollo sostenible.

3. Propender por el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes, la distribución equitativa de las oportunidades y los beneficios del desarrollo y la preservación del patrimonio cultural y natural.

4. Mejorar la seguridad de los asentamientos humanos ante los riesgos naturales.

Además el objetivo que persigue es el de complementar la planificación económica y social con la dimensión territorial, racionalizar las intervenciones sobre el territorio y orientar su desarrollo y aprovechamiento sostenible, mediante:

1. La definición de las estrategias territoriales de uso, ocupación y manejo del suelo, en función de los objetivos económicos, sociales, urbanísticos y ambientales.

2. El diseño y adopción de los instrumentos y procedimientos de gestión y actuación que permitan ejecutar actuaciones urbanas integrales y articular las actuaciones sectoriales que afectan la estructura del territorio municipal o distrital.

3. La definición de los programas y proyectos que concretan estos propósitos.

El ordenamiento del territorio municipal y distrital se hará tomando en consideración las relaciones intermunicipales, metropolitanas y regionales; deberá atender las condiciones de diversidad étnica y cultural, reconociendo el pluralismo y el respeto a la diferencia; e incorporará instrumentos que permitan regular las dinámicas de transformación territorial de manera que se optimice la utilización de los recursos naturales y humanos para el logro de condiciones de vida dignas para la población actual y las generaciones futuras.

Algunos temas del territorio y su relación directa con la vida del habitante

Los siguientes temas, son solo algunos de los que a diario tenemos que ver, soportar y tratar de silenciar para seguir adelante, que si acaso los revisamos bien, hacen parte de la construcción del territorio, tema que debe ser mejorado con nuestra intervención en la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial.

Como habitantes del territorio, nuestras actividades cotidianas todas se relacionan con ese espacio físico, por ello su definición es transversal para la mejora de nuestras condiciones de vida, por eso informarnos sobre lo que sucede es relevante en este momento.

Como habitante de suacha y ciudadano en formación puedo ligar varios temas relacionados directamente con lo que ha sido mi vida en el territorio, y que pueden ser pertinentes en la discusión; puedo sugerir temas como estudiante de sus colegios y egresado del desaparecido colegio de las Villas (tema educativo), como voluntario de la Cruz Roja de Suacha (tema salud) o como miembro de organizaciones sociales, culturales y políticas (tema social y político), como habitante de San Mateo (alojamiento) y constante visitante de sus piedras (tema patrimonio), o como un ex visitante constante del extinto parque Cagua cerca a San Carlos o la desaparecida cancha de “Fedenorte” (esparcimiento):

• La educación, tema prioritario en el Ordenamiento del Territorio, por cuanto se debe buscar satisfacer las necesidades de educación de Suacha (Colegios), de acuerdo al nivel en aumento de ocupación, de acuerdo a los estandares internacionales pero además atendiendo a nuestra propia historia, la educación en el POT es una herramienta para mejorar las condiciones de vida de nuestros hijos;

• La salud, (hospitales) como un asunto que debe ser atendido y proyectado de acuerdo a la cantidad de personas que puedan llegar y puedan nacer en la Ciudad en el futuro próximo, pero además asegurándose de las condiciones técnicas requeridas para entregar un servicio digno y de calidad;

• El alojamiento (vivienda digna) es un asunto que requiere la pronta atención de los suachunos, como sabemos la gran oferta de vivienda en el municipio no goza de equilibrio en los servicios complementarios de transporte, vías, espacio público, saneamiento básico, educación, salud, esparcimiento, entre muchos otros temas de vida.

• El Espacio público es un asunto que genera traumas en Suacha, ya sea por los usos del suelo definidos, ya sea por el no equilibrio acciones gubernamentales frente al desempleo o por el desajuste de los controles sobre su invasión, sin embargo es un tema en estado crítico.

• La movilidad (transporte, vías) ha sido un asunto de decadencia progresiva, recordar lo difícil que era contar con un bus que entrará a Suacha desde el centro hace más de 20 años según cuentan los abuelos, y ver cómo ahora para poder lograr movilizarse la competencia inicia a las 4 de la mañana por poder lograr subir a un bus que pueda cerrar la puerta.

Queda abierta la puerta para que nos preguntemos, ¿qué queremos mejorar en nuestras condiciones de vida que pueda ser tema de discusión en la construcción del POT? Y ¿cómo podemos participar?

Por lo pronto un saludo al Consejo Territorial de Planeación y un saludo especial a Migdonia Rueda que se despide de su función como cabeza del mismo después de un gran trabajo; por lo pronto una invitación a los consejeros territoriales para que difundan el debate y hagan públicos sus malestares, la comunidad espera sus pronunciamientos y guía en este asunto de interés público.