En manos de dos jóvenes profesionales están las finanzas de Soacha

Viernes 12 de enero de 2018




David Ortiz y Maycon Peralta son dos jóvenes profesionales oriundos de Soacha y en quienes recae todo el manejo financiero del municipio. El primero como secretario de hacienda y el segundo como tesorero, son pilares en el buen manejo de los recursos y hoy presentan importantes resultados en 2017, que se reflejan en el buen momento económico que vive la ciudad.

Secretario (David Ortiz), hablemos de los esquemas de financiación de los grandes proyectos que van a impactar al municipio de Soacha. Comencemos con Transmilenio.

El 2017 fue el definitivo para que nación, departamento y municipio definieran el porcentaje de sus aportes. Para nosotros fue importante lograr que se incluyera el terreno donde se va a construir la estación troncal del Vínculo, es un lote del municipio y se logró que el Ministerio lo reconociera como un aporte económico de Soacha por un valor cercano a los 44 mil millones de pesos. El resto es un esquema de financiación a diez años donde el municipio va a realizar aportes anuales de 5 mil a 6 mil millones de pesos para así completar el 15% del valor total del proyecto, que son cerca de $110 mil millones; ya se tiene aprobado el acuerdo, las partidas presupuestales y en noviembre se firmó el convenio de financiación.

Pasemos a otro tema. ¿Cómo en plena ley de garantías se logra que el Plan de desarrollo siga su curso y no se paralice?

Esto obedeció a una disciplina que hemos implementado en materia de ejecución de gastos, ya se ha quitado un poco el tabú de las vigencias futuras. Realmente es un mecanismo idóneo para no tener problemas de ejecución en los primeros meses del año. Lo que buscamos es que acudiendo a esa figura presupuestal, garantizamos que si se firma un contrato en junio de 2017, por ejemplo, haya continuidad del servicio hasta mayo u otros meses de 2018; esto cuenta con un trámite en el Concejo y afortunadamente se ha entendido la dinámica porque tiene un beneficio para el municipio en su funcionamiento. Ejemplo, en 2016 tuvimos algunos problemas en la parte de vigilancia y aseo, y esto se soluciona con este tipo de mecanismos, entonces todo esto, al igual que proyectos de inversión, infraestructura, salud, etc, están garantizados porque hemos logrado que los contratos se firmen con esa figura presupuestal.

Hablemos ahora del recaudo, que entiendo les fue muy bien porque creció en sus renglones tributarios. ¿Fue así?

Sí. El ejercicio con reforma de 2016 bajo el acuerdo 29 buscaba este tipo de impacto. El municipio estaba recaudando un promedio de $76 mil millones anuales de recursos propios; en 2017 logramos $115 mil millones, es decir un incremento superior al 50% gracias a la reforma normativa. Ahora se espera que la administración retorne a la ciudadanía esos frutos con las obras contempladas en el plan de desarrollo.

Hemos logrado frutos con reformas muy significativas hechas en Industria y comercio, delineación urbana, y eso ha permitido que en 2017 el recaudo haya sido histórico.

Ahora dialoguemos con el tesorero municipal Maycon Peralta. ¿Cómo podemos resumir el tema de la inversión desde la Tesorería?

Nosotros tenemos unos recaudos mensuales que en ocasiones son superiores a las necesidades de pago del mes; cuando ese recaudo es mayor hay un excedente temporal de liquidez y este se coloca en mecanismos financieros que renten a una determinada tasa para beneficiar las arcas públicas. Normalmente se invertía en CDT a una tasa superior al DTF; el problema es que ese CDT era restrictivo y no se podía redimir antes de su vencimiento sin que aplicaran una tasa de redescuento.

Ahora acudimos a unos mecanismos contemplados en el decreto 1525 de 2008, que nos permiten invertir en otros mecanismos que son carteras colectivas de riesgo nulo, pero nos permiten rentar a mayor tasa. Lo que hicimos fue armar un portafolio de recursos de inversión entre cuatro carteras colectivas: Fiduprevisora y las Fiduciarias Bancolombia, Occidente y Bogotá. Distribuimos los recursos con un modelo de valoración de riesgo en el cual examinamos la volatilidad vs la rentabilidad y escogimos una ponderación que satisficiera estos dos criterios, y hoy en día los rendimientos superan los 200 millones durante el año, que serán incorporados al gasto público.

¿Y en cuanto a los Indicadores financieros de ley? (David Ortiz)

Obedece a la dinámica del recaudo, hemos venido en crecimiento y logrado que el gasto de funcionamiento no se desborde, incluso se han disminuido los porcentajes que exige la ley. Por ser un municipio de categoría primera podemos disponer de hasta el 65% de nuestros ingresos tributarios en gastos de funcionamiento y hemos logrado mantener ese límite en un 50%, es decir tenemos un amplio margen, incluso esto ha sido destacado en informes fiscales del Ministerio de Hacienda y Planeación Nacional. Hemos logrado que el nivel de gastos se mantenga, obviamente que sea ajustado a la realidad pero que no se desborden, entonces a mayor recaudo y ahorro, mayor recurso para invertir en obras.

En cuanto a calificación del riesgo, ¿cómo está Soacha?

El año pasado cuando hicimos el ejercicio de calificación para Soacha el dictamen fue de triple B menos, pero la perspectiva era positiva, y cuando una calificadora dice que esa perspectiva es positiva, significa que las condiciones financieras del municipio tienden a mejorar y eso es mayor garantía para las entidades prestamistas. Esto nos ha permitido negociar unas tasas económicas para el municipio que nos favorecen bastante.

Señor tesorero, todo esto significa que el tema de hacienda pública está mejorando, ¿verdad?

En términos generales sí. Se han logrado importantes resultados en gestión fiscal, que es el mecanismo principal del Estado para atender las necesidades de la población. Si no hay recursos para atender, no se solucionan temas fiscales, por eso insistimos e invitamos a la gente a que pague sus impuestos y se ponga al día con la ciudad.

Este año (2017) hicimos un ejercicio de participación ciudadana en donde socializamos todo el mecanismo de gestión de presupuesto e invitamos a los ediles a que participaran continuamente, ya fuera con derechos de petición, cabildos abiertos o rendiciones de cuentas dentro de la gestión pública. Mucha gente dice que no paga porque la inversión no se ve, pero si no pagan nunca se va a ver la inversión y entramos en un círculo vicioso. Entonces el concejo siempre es: pagamos, vigilamos y exigimos resultados.

Las finanzas están muy saludables, diría que se encuentran en el mejor punto en mucho tiempo, y toda esta gestión va a permitir que podamos entregar una ciudad con cumplimiento de sus metas del plan de desarrollo y un mejor municipio al gobierno venidero porque va a recibir una Soacha con unas finanzas sanas, transparentes y con mejores perspectivas a futuro.

Ahora, para finalizar hay que destacar que ya tenemos un fondo de contingencias judiciales del municipio, estamos en vísperas de reglamentar el decreto que delimite esos dineros, los cuales la idea es que no se muevan, se dejan como una provisión para cuando haya procesos en contra, que el municipio no se quiebre sino que tenga un ahorro considerable y los pueda atender. Durante el año que termina dejamos aportes de cinco mil millones de pesos y en 2018 creemos que se dejará una cifra similar, es algo que debe ser previsto conforme a las posibilidades de la ciudad.

Terminemos con usted, señor secretario. Para 2018, ¿qué se tiene previsto?

Para 2018 tenemos unos ejercicios importantes en materia de impuesto predial, van a haber algunos cambios en cómo vamos a entregar la facturación; en enero tendremos los detalles, vamos a entregar facturas con mérito ejecutivo porque lo que hemos hecho es entregar recibos. Este año entregaremos una factura que es un título valor, el título es cobrable si vencido el plazo no se ha pagado. Es un nuevo esquema que se adopta porque la última reforma tributaria nos permite acoger este mecanismo que simplificará el cobro de cartera morosa. Además hay que resaltar que la cultura de pago ha mejorado en el municipio y lo importante es que la ciudadanía se ha concientizado de sus obligaciones tributarias.

En conclusión, decirles que este año se institucionalizó una figura en impuestos que es el grupo de cultura tributaria. Cerca de 17 personas se dedicaron a recorrer el municipio comuna por comuna, realizamos el censo de establecimientos industriales y comerciales, y encontramos cerca de 6000 establecimientos no registrados en el municipio, lo que permite empezar a concientizar a los comerciantes que deben hacer un proceso formal, pagar impuestos y eso ayuda a sostener todo el esquema tributario de la ciudad. Incuso ya se puede georeferenciar la información, con la cartografía identificamos un predio y sabemos qué actividad económica hay, y si ha pagado sus tributos o no.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.