Para 2018 el país tendría 50 millones de ciudadanos

Martes 10 de octubre de 2017




Las dinámicas poblacionales de Colombia han cambiado en las últimas décadas. El país se enfrenta a grandes transformaciones sociales, políticas, económicas y demográficas, que están marcando su historia reciente y que a su vez representan desafíos en términos estructurales.

En el 2018, si se cumplen las proyecciones y cálculos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), la Nación empezaría a hacer parte de los 27 Estados que tienen más de 50 millones de habitantes en el mundo, el tercero en América Latina, detrás de Brasil y México.

En lo que va corrido del 2017, la población colombiana ya supera los 49.440.000 personas, según el reloj del Dane que minuto a minuto cuenta los nacimientos que se producen a diario en el país.

Se trata de un aumento considerable, si se tiene en cuenta este indicador tres décadas atrás, cuando el número de habitantes en el territorio era de 30.802.221.

Sin embargo, Nubia Ruiz, doctora en demografía asociada a la Facultad de Sociología de la Universidad Nacional, manifestó que la cifra no es necesariamente algo negativa, sino que implica retos en términos gubernamentales para responder a las necesidades que demandan los colombianos.

Son varios factores los que han incidido en la variación demográfica de Colombia. El aumento de la esperanza de vida de la población ha tenido un papel importante. La tasa de mortalidad pasó de 6,8 por cada mil habitantes entre 1985 y 1990 a 6,0 en 2005 y seguirá bajando en el 2020, según el Dane.

Lo anterior significa que en las últimas décadas los colombianos están viviendo más debido a factores como la mejor calidad de los servicios públicos, el mayor acceso a medicamentos, lo mismo que a tratamientos más eficaces contra las enfermedades. A ello se añaden el progreso en los hábitos alimenticios y de salud, pero aún faltan mayores tareas preventivas.

Frente a esa esperanza de vida de los colombianos, el Dane estima que un colombiano promedio tiene la posibilidad de llegar a los 76,2 años. Se trata de una cifra bastante alta, comparada con la había en la década de los 80, cuando la proyección era cercana a los 68 años.

“El aumento de la expectativa de vida está acompañado de otro fenómeno que hay que mirar y es la disminución de la tasa de natalidad. En estos momentos, pese a que no estamos igual a países europeos, los jóvenes no quieren tener hijos y los adultos mayores están incrementando. Lo que debe hacer el Gobierno es proteger la población en temas pensionales y de seguridad social”, declaró Ruiz.

Por su parte, el economista y profesor de macrodesarrollo de la Universidad Javeriana Javier Espitia, apoya lo expuesto por Ruiz en materia de reformas y medidas, para sortear el fenómeno que pone sobre el tapete las cifras del Dane. El problema radica, según el experto, en que con el paso del tiempo, el país va a tener menos jóvenes y más personas en condición de adultos mayores, lo que causará que haya menos individuos productivos, por lo que es importante tomar medidas.

Para el experto, el desarrollo sostenible es algo en lo que deben repensar los Gobiernos. “Desde el punto de vista económico, más gente significa mayor explotación de recursos, nuevos retos ambientales. Se debe pensar en estrategias de reciclaje o términos económicos como la economía circular (estrategia para reducir la entrada de materiales y producción de desechos)”, agregó Espitia.

Fuente: Elpais.com.co

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.