Desde Suacha: del taller de liderazgo, al Encuentro Nacional de Gobiernos Estudiantiles

Ruego a los diversos sectores que encumbran y adornan, tanto el municipio, como la ciudad, el país y por qué no a nuestra hermosa América Latina, que no se malinterprete nuestra heroica labor, lo que la ANDES ha dicho y ha hecho es tan solo la introducción, el prefacio, de un proceso de cambios cuya finalidad se entiende por sí misma, se plasma con nuestros hechos y se explica con nuestras expresiones.


Sin embargo vale la pena protegernos de posibles malentendidos o prejuicios peyorativos que cualquier dictador de poncho y riel o medio de comunicación azuzador disgregue en la sociedad sobre nosotros; así que el fin último que impulsa nuestro noble trabajo, es construir una educación tan inmensamente altísima como nuestra moral y nuestros sueños, una educación de nuestro tamaño.

Ahora bien, a fin de entrar en materia delinearé la estela que firmemente hemos dejado con nuestras consideraciones que más allá de ciertos temas o títulos se han convertido en el ideario general de padres, hermanos y hermanas universitarias, estudiantes secundaristas y demás personas que sueñan con una patria grande, victoriosa, independiente, y que se sabe que ello será el resultado de la destrucción del viciado sistema educativo, que será remplazado por la construcción de nuevos establecimientos pedagógicos que se piensen libremente y de verdad. El ideario general de aquellos hombres y mujeres que han dejado de reprimir (inconsciente o conscientemente), sus más nobles anhelos de libertad y grandeza, lo cual les lleva a comprender el momento histórico y la consonancia que ello tiene con nuestras acciones, a la vez que también invitamos a todos los amigos de nuestro pueblo a untarse las botas de barro en la calle, para que puedan comprender nuestro malogrado sistema educativo y reflexionen sobre lo que todos nosotros y nosotras, ustedes y nuestras familias se merecen.

En estos tiempos dos tendencias perniciosas neoliberales nos asechan, que en un principio parecen repelerse, pero que lejos de ello llegan casi que ha fundirse. Tal acecho se hace tan miserable que en muchas ocasiones nos atacan desde nuestros propios planteles educativos. Por un lado, una leve ampliación de los planteles educativos públicos, pero que es mostrada en diversos medios como un gigante impulso, estas pobres querellas son magnificadas en dichos medios, el leve crecimiento en verdad no apunta hacia una cobertura real y efectiva; al develar ello lo que salta frente a nuestros ojos apunta realmente a garantizar jóvenes medianamente educados y educadas, con ciertos ítems mínimos de disciplina, para cubrir la oferta laboral, y así obtener mano de obra económica, jóvenes, hombres y mujeres que no se piensen a sí mismos, es lo que necesitan y es lo que intentan construir como producto social a través de la educación bancaria, la educación mercancía, prueba de lo anteriormente mencionado son las reformas educativas de los últimos 20 años, en especial aquellas dirigidas hacia el SENA.

Por otro lado, un fuerte impulso para debilitar y disminuir contenidos fuertes y autónomos que permitan a los y a las jóvenes, a los y a las estudiantes, pensarse a sí mismos y pensar en el actual estado de cosas, esa educación paupérrima, pobre, mediocre y miserable, definitivamente no es nuestra educación.

Sin embargo, pese a todo ello, hay conciencias libres que escapan al sistema, hay hombres, mujeres y jóvenes cabales que no callan, que luchan y se organizan para exigir justicia y libertad, y aún cuando la gran prensa nos censura se sabe que aquí estamos, ¡desde Suacha se oye un grito de libertad!

El miércoles 12 de junio del presente año, desde diversos barrios del municipio de Suacha y desde diversos colegios se juntaron las esperanzas, los sueños, las luchas, las ganas de vivir, en fin, se unieron las rebeldías por la educación, y de ello hubo un parto-pacto colectivo denominado el Primer taller municipal de liderazgo estudiantil, allí como fieras arrojadas sobre la realidad buscamos incansablemente soluciones, que pasan por tener una soberanía sin coartada, una experiencia que se afirma a sí misma, y que quedó plasmada en la escritura de varios temas de debate. Como también una infidelidad al concepto individualista de líder impuesto socialmente, concepto aquel que denomina líder al dictador, al que impone a la fuerza, al que maltrata a los animales y la naturaleza, al que domina salvajemente; pero también es una afirmación contundente de fidelidad a nuevas formas de liderazgo, re-pensadas y re-creadas, de manera alternativa, que no se definen como únicas sino que, por el contrario, tienen infinidad de posiciones, pero con principios y valores realmente construidos, que se proponen borrar la mancha que empobrece y desdeña nuestro país, aquella mancha que lo desangra, aquella mancha que desmantela la educación, aquella mancha que a los jóvenes nos estigmatiza, aquella mancha que militariza los colegios, aquella mancha que ha convertido a nuestro país en un lugar en donde pensar es un ejercicio peligroso que es contestado y no puede ser de otro modo, con represión.

Allí en el colegio San Mateo, las esperanzas, los sueños, las luchas, las ganas de vivir y las rebeldías, todas juntas, se avocaron a diversos temas como lo fueron la democracia escolar, la presencia de la policía alrededor de los planteles educativos, la falta de financiación, la calidad educativa, la infraestructura, entre otras.

También se avocó el tema ¿Qué es y para qué sirve la educación? todo un enigma filosófico, la reflexión de los y las jóvenes no se hizo esperar, desde las diversas mesas de cada temática, todo quedó escrito, escrito con amor, porque solo se ama lo que se escribe desde el corazón y con la sangre de la vida, desde el espíritu, hasta la eternidad. Los estudiantes, muchos de ellos, personeros o miembros del consejo estudiantil cumplieron a cabalidad la responsabilidad histórica que se cuece sobre nuestra espalda, así culminamos el I Taller Municipal de Liderazgo Estudiantil, alegres animados y con fortaleza de cara al Encuentro Nacional de Gobiernos Estudiantiles.

Con la ruptura del silencio culmina la noche, bajo los rayos de sol arribamos al centro de Suacha. Así, aquel 15 de junio, emprendimos viaje hacia Bogotá, hermosa ciudad pero que enfrenta una cruel realidad, bajo rincones y secretos se oculta la vida nocturna y con el ritmo y la rutina del día a día parece que toda ética ya se perdió, sin embargo allí también hay personas cabales y luchadoras que la transformarán. Ya en Bogotá nos encontramos con los estudiantes de todos los rincones y geografías, con todos los sueños y esperanzas de Colombia, reunidos en pleno como un solo grupo de jóvenes, la participación de Suacha fue memorable (sin desacreditar el trabajo y expresiones de los demás), el esfuerzo de todos es muy valeroso, observamos jóvenes que pese a las dificultades reunieron con ahínco los recursos para llegar desde zonas muy apartadas, todo ello para poder expresar una solución real de cambio. La agenda fue la lucha por el futuro, en nombre de todas las generaciones presentes y de las que están por venir, estuvimos allí presentes para hablar en defensa de la educación, de los niños con hambre, de la paz con justicia social, en general de diversos temas, pero plasmamos firmemente de que no soportaremos más el no ser escuchados.

De los temas abordados se plantearon conclusiones a cada uno, ello es una bandera de lucha que inexorablemente cargaremos en nuestra espalda, como estamos seguros que cada estudiante de todos los regionales de la ANDES también cargará dicha bandera de lucha, llena de sueños y libertades la trasladará hasta su región, así como nosotros la hemos traído hasta Suacha, todos la sembraremos, la regaremos y sus frutos se multiplicaran por lo largo y ancho tanto de nuestro país como de América Latina, consientes de que todo ello se construye con nuestras acciones más que con nuestras palabras. No repetiremos el ejercicio de los políticos desdeñadores que dicen una cosa y hacen otra, nosotros marcaremos la diferencia, recordemos el viejo y conocido refrán que reza lo siguiente “Eres lo que haces, no lo que dices” así que ANDES Colombia, y en especial ANDES Suacha ¡a trabajar se dijo!

andesuacha@gmail.com
Facebook: ANDES Suacha

Sobre Periodismo Público 31028 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca