La Procuraduría llamó al comandante y la subcomandante de la estación, y al patrullero encargado de las llaves de los dos candados que aseguraban la celda en la que se encontraban los 11 presos.

En medio del juicio disciplinario que se adelanta por la presunta responsabilidad en el incendio al CAI San Mateo el pasado 4 de septiembre, la Procuraduría citó a audiencia pública a los tres uniformados tras determinar que el comandante y la subcomandante de la estación no habrían dado las órdenes necesarias para evitar los graves sucesos, mientras que el patrullero custodio “debió proceder de manera inmediata a mitigar el fuego con la utilización del extintor y abrir la reja para que salieran los detenidos preservando su vida e integridad”.

La Procuraduría considera que con el presunto comportamiento omisivo habrían incurrido en los delitos de homicidio y lesiones con perturbación funcional, faltas que son calificadas temporalmente como gravísimas a título de dolo, según el Régimen Disciplinario para la Policía Nacional, por lo que fueron citados este miércoles 10 de febrero a la audiencia.

Los hechos por los que son investigados los uniformados ocurrieron el pasado 4 de septiembre, luego de que se iniciara en extrañas circunstancias un incendio dentro de la celda de 12 metros cuadrados del CAI de San Mateo, en Soacha.

Para la Procuraduría, las dudas se han centrado en qué fue lo que originó el incendio. Los presos estaban desesperados porque, según las familias, los castigaron y les impidieron el ingreso de visitas. La versión de la Policía es que las restricciones se debían a la pandemia y que los mismos reclusos fueron los que iniciaron el incendio al prender una cobija. Lo que alegan las víctimas es que dictámenes médicos evidenciaron restos de gasolina en los cuerpos.

Por su parte, la Fiscalía anunció que imputará cargos a tres uniformados por homicidio doloso agravado en concurso homogéneo y heterogéneo con homicidio doloso agravado tentado, al determinar que existe suficiente información que los responsabilizaría por el incendio. En este caso, la audiencia fue programada para el próximo 17 de febrero.