Bajo protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar quedará la niña de 11 años a quien le fueron encontradas en su estómago 104 cápsulas con una sustancia aún no determinada.


Así lo informó el director Regional de Bienestar Familiar en Valle del Cauca, Jhon Arley Murillo, designado por la directora Nacional, Cristina Plazas Michelsen, para asumir el caso. “Un equipo psicosocial del ICBF Regional Valle del Cauca realiza acompañamiento a la niña, quien fue intervenida quirúrgicamente y se encuentra en cuidados intensivos. Una vez sea dada de alta, ingresará al sistema de protección del Instituto con el fin de restablecerle sus derechos y tomar las medidas pertinentes frente a un caso tan aberrante como éste”, afirmó.

El funcionario rechazó la situación e invitó a la sociedad a denunciar todos los casos que evidencien vulneración de derechos de los menores de edad. “Un caso como este es aberrante porque pone en riesgo la vida de una niña de tan sólo 11 años. Vamos a tomar todas las medidas para brindarle protección a esta menor de edad y alejarla de este entorno familiar nocivo”, puntualizó.

La Defensora de Familia encargada del caso inició el proceso de acompañamiento, se entrevistó con la progenitora y está verificando si existen otros menores de edad vulnerados en sus derechos.

El ICBF hizo un llamado a las autoridades judiciales para que investigue con la mayor celeridad el caso y se realice la judicialización de los responsables.