Hasta el fin de semana el miedo era que colapsara el puente de León XIII por la cantidad de usuarios de Transmilenio que se agrupaba sobre su estructura, ahora el problema se trasladó a Terreros.

El panorama que se vivió hasta el domingo anterior en la estación de León XIII, desde el lunes anterior se evidencia en Terreros. Cientos de usuarios se acumulan en horas pico sobre el puente peatonal para intentar acceder a los articulados, poniendo en riesgo la estructura del mismo.  

“Definitivamente uno ve que el único puente que fue hecho para aguantar tanta gente encima es el de San Mateo, pero los de León XIII y Terreros, la verdad a uno le da miedo porque cuando está lleno se mece y se mueve bastante”, dijo Carolina Nieto, residente en el sector de San Mateo.  

El pasado lunes se habilitó la estación Terreros y desde ese día el ingreso o salida se han caracterizado por las aglomeraciones sobre el puente peatonal. “Deberían controlar esto porque Dios no lo quiera, puede suceder una tragedia. Imagínese que el puente se desplome con tanta gente encima, eso sería terrible”, añadió Juan Miguel Peña, residente en León XIII.  

Lo cierto es que los usuarios del sistema esperan que Transmilenio le ponga atención a la denuncia y habilite un plan para equilibrar las cargas entre las estaciones León XIII y Terreros, mientras se abre la de San Mateo.