Desde ayer, a las 8:00 a.m., la Casa de Mediación Familiar abrió sus puertas al público con el fin de contribuir en la resolución de conflictos, especialmente, familiares y comunitarios.


La Casa se convierte en el único centro del país especializado en mediación, gracias a la maestría que realizaron los sicólogos, trabajadores sociales y abogados que desde hoy atenderán allí a quienes requieran resolver alguna problemática de forma pacífica.

Con este tipo de servicio, que se prestará de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:30 p.m., se pretende reestablecer los vínculos y mejorar las relaciones interpersonales de las familias, entre los vecinos y entre la ciudadanía en general.

Los bogotanos que requieran resolver algún tipo de conflictividad, deben acercarse a la Casa de Mediación Familiar (carrera 4 No. 23-28) o pueden seguir contando con las 12 Unidades de Mediación y Conciliación con las que cuenta la ciudad donde la atención y ayuda es gratuita.

“Con esta Casa, la Administración Distrital pretende ofrecer los servicios de medicación con mayor calidad y facilidad de acceso, para que los bogotanos puedan resolver sus conflictividades de una manera pacífica y así generar ambientes propicios de convivencia ciudadana”, señaló Andrés Restrepo, Secretario de Gobierno (e).