Un fuerte sismo de magnitud 6,8 sacudió este viernes el oeste de Turquía y provocó el derrumbe de varios edificios, informaron el Instituto Geofísico de Estados Unidos (USGS) y los medios turcos.

 El temblor, que se sintió en Estambul y Atenas, tuvo lugar en el mar Egeo, al sudoeste de Esmirna, tercera ciudad de Turquía, y cerca de la isla griega de Samos.

El gobernador de Estambul, Ali Yerlikaya, señaló que no se constató ningún daño por ahora en la capital económica del país. «Todas nuestras instituciones comenzaron a desplazarse al lugar para iniciar los esfuerzos necesarios», declaró el presidente Recep Tayyip Erdogan en Twitter.

Turquía se ubica en una de las zonas sísmicas más activas del mundo. En 1999, un sismo de magnitud 7,4 sacudió el noroeste del país, causando más de 17.000 muertos, un millar de ellos en Estambul. En 2011, una sacudida de 7,1 en la provincia de Van mató a 600 personas. El pasado enero, un terremoto de 6,7 dejó unos cuarenta muertos en la provincia de Elazig (este).

Funcionarios se pronunciaron respecto al suceso. «Recibimos informaciones según las cuales seis inmuebles se derrumbaron en Bornova y Bayrakli», en la provincia de Esmirna, indicó el ministro turco del Interior, Suleyman Soylu, en Twitter. «Algunos de nuestros conciudadanos están atrapados bajo los escombros», añadió el ministro de Medioambiente, Murat Kurum.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, manifestaron que siguen «de cerca» la evolución de la situación generada este viernes por el terremoto en el mar Egeo y mostraron la disposición de la UE para «ayudar». El presidente del Consejo Europeo, que representa a los países de la UE, dijo que está «siguiendo de cerca la evolución del fuerte terremoto que golpeó el Mar Egeo frente a Grecia y Turquía».

Las labores de rescate, coordinadas por AFAD, están en marcha y hasta el momento se han recuperado 4 cadáveres y se ha atendido a 120 heridos, según este organismo público, pero el trabajo continúa.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, llamó este viernes al presidente turco Recep Tayyip Erdogan para expresarle sus condolencias por los fallecidos en el sismo que sacudió los dos países vecinos. «Acabo de llamar al presidente turco para expresarle mis condolencias por la trágica pérdida de vidas en el terremoto que golpeó nuestros países. En estos momentos, nuestros pueblos necesitan permanecer juntos independientemente de nuestras diferencias», escribió Mitsotakis en Twitter.

Los rescatistas realizan a esta hora labores para buscar a los sobrevivientes que quedaron atrapados en edificios colapsados.

Fuente: EFE – eltiempo.com