El Acueducto de Bogotá y la CAR hicieron también un llamado al ahorro de agua. El despilfarro puede poner en riesgo el abastecimiento. El consumo del líquido en la capital durante la cuarentena ha aumentado considerablemente.

Una de las primeras medidas que tomaron las personas con el inicio de las cuarentenas por el coronavirus a nivel mundial, fue armarse de la mayor cantidad de papel higiénico posible. En pocos días, los stands de los almacenes de cadena y tiendas quedaron vacíos de rollos de papel, una conducta compulsiva que la mayoría aún no logra entender.

Bogotá no fue la excepción. Desde que la alcaldesa Claudia López anunció que el simulacro de aislamiento preventivo iniciaría el 20 de marzo, los habitantes de la capital salieron en manada a buscar papel higiénico, dejando a muchos supermercados sin ese producto. En la cuarentena obligatoria, la situación volvió a la normalidad.

Con el confinamiento de la mayoría de bogotanos en sus casas, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAB) hace un llamado para que la ciudadanía haga un uso adecuado de este residuo, el cual puede provocar taponamientos en los 10.600 kilómetros de tuberías que conforman el sistema de alcantarillado, si es arrojado al sanitario.

“Evitemos taponar y colapsar el alcantarillado. Además del papel higiénico, no debemos arrojar al sanitario toallas higiénicas, guantes, preservativos y pañales. En los lavaplatos la recomendación es no echar sobrantes de aceite de cocina o de alimentos. Hay que revisar que los sistemas de bombeo de los sótanos estén en buen funcionamiento para evitar inundaciones”, dijo la EAAB.

La entidad informó que aunque tiene desplegada toda su capacidad operativa y técnica para reparar rápidamente las tuberías que puedan presentar fallas, estas conductas de los ciudadanos pueden afectar el abastecimiento de agua en la ciudad.

“Más de 300 de nuestros técnicos y operarios trabajan para garantizar el suministro de agua durante la cuarentena por el covid-19. Estos funcionarios están distribuidos en las cinco zonas de operación con que cuenta la EAAB: zona norte, sur, occidente y centro oriente. La empresa tiene habilitada gratuitamente las 24 horas del día la Acualínea 116, para que los ciudadanos reporten cualquier inconveniente con el servicio”.

La empresa suspendió todos los cortes de agua programados por mantenimiento, con el fin de que el personal operativo se concentre solo a atender cualquier daño imprevisto en la red y así repararlo rápidamente. “Los usuarios deben mantener los tanques de reserva domiciliarios llenos y en buen estado, para abastecerse en caso de un daño que obligue a suspender el servicio momentáneamente”.