Ante las dificultades generadas por el Fenómeno del Niño y la escasez de agua en la vereda Cascajal del corregimiento dos, a través de la Dirección de Servicios Públicos la Alcaldía Municipal de Soacha viene trabajando en alternativas para mitigar el impacto generado por la falta de agua, con el propósito de garantizar la prestación y disponibilidad del servicio para la comunidad residente en este sector.


La provisión de agua por medio de carrotanques para el consumo humano, así como el uso de novedosos elementos para extraer agua destinada al consumo del ganado y el riego de cultivos, son las posibilidades en las que viene trabajando el gobierno municipal para atender la compleja situación que hoy se presenta en esta parte del sector rural de Soacha.

Vale la pena tener en cuenta que actualmente se está pasando por una temporada seca derivada del Fenómeno del Niño, que de acuerdo a los pronósticos del Ideam, se va a intensificar. Por otra parte, no ha llovido lo suficiente en la zona afectada por la sequía, por lo tanto no hay agua para los cultivos y los animales.

El Director de Servicios Públicos de Soacha, Hugo Alfredi Hurtado, explicó que respecto a lo que sucede en la vereda Cascajal, lo que se ha hecho son tres cosas:
la primera fue que para el mínimo vital del consumo humano se coordinó con la EAAAB (Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá), de modo que ellos suministraran agua totalmente potable en carrotanques para el consumo de las personas. Según informó el Director, se les dijo a las comunidades que existía el enlace con esta empresa para que ellos se vincularan con la misma, de tal manera que cada vez que requirieran el agua, la empresa les suministraría el líquido. En ese sentido, el funcionario dijo que actualmente se está haciendo de esta forma, provisionando agua potable para las personas.

“Hay otro tema frente a lo que tiene que ver con el consumo para los animales, las plantas y los cultivos. Debido a la misma escasez que hay, tenemos un tema técnico – ambiental frente a una alternativa que existe para proveer el servicio, que es el uso de unos elementos denominados ‘atrapa nubes’. Como el agua en este sector de bosque de niebla está entre las nubes, en forma de agua condensada, se busca establecer un sistema de varas a través de una canalización por medio de unas mantas que permita atrapar estas nubes con el fin de decantar el líquido, y recogerlo en un dispositivo”, indicó Hurtado.

De acuerdo a lo anterior, el funcionario señaló que desde la Dirección de Servicios Públicos se va a poner en marcha una capacitación dirigida a las comunidades (cerca de 12 familias), en la cual se les va a orientar sobre la parte técnica, para que ellos puedan poner en marcha esta alternativa y obtengan agua por medio de dicho mecanismo de los atrapa nubes. Es importante resaltar que los elementos para poner en marcha los atrapa nubes deben ser adquiridos por la comunidad, para que más adelante, con la asesoría de la Dirección de Servicios Públicos, se pueda hacer el montaje de esas estructuras.

“En Cascajal no hay un sistema de acueducto debido a que ellos están lejos del casco urbano. Se pensó alguna vez en una alternativa para llevar el agua hasta allá a través del acueducto de Aguaciso, pero en términos de proyectos y análisis de costo – beneficio, esto nos implicaba hacer unas inversiones cercanas a los $3.000 millones de pesos, que para 12 viviendas que tenemos allí saldría muy costoso. La otra posibilidad que se veía, y que incluso se conversó con la empresa Vidrio Andino, era llevar agua desde allí, sin embargo la empresa dijo que no se podría porque estas aguas son industriales y duras, por lo tanto no se puede utilizar, ni para los animales, ni para las personas”, destacó el Director de Servicios Públicos.

Respecto a la denuncia hecha por la comunidad, acerca de la posibilidad de que la empresa Vidrio Andino tenga responsabilidad en la escasez de agua, el Director Hurtado dijo que ese es un tema de carácter técnico y ambiental, y que la concesión de aguas subterráneas le corresponde a la CAR, por lo que debe ser esta entidad la que revise el asunto en cuestión, acerca de la afectación ambiental en la explotación de los pozos profundos.

En resumen, en la actualidad existen dos alternativas para mitigar la falta de agua en Cascajal, la primera que es con los atrapa nubes, y la segunda con los carrotanques de la EAAAB, esto mientras se plantea otra alternativa que sea viable en este proyecto. La frecuencia para el suministro por parte de la EAAAB la determina la misma comunidad, según como esta requiera el servicio, destacando que por ello se paga cada metro cúbico de agua.

Finalmente, Hugo Alfredi Hurtado reiteró que para afectos de la eventual puesta en marcha de los atrapa nubes, se convocará a la comunidad para una charla técnica, cuyo fin es indicar cómo se utilizan y cómo se arman estos dispositivos, explicando también la efectividad que tienen frente a su utilización para recoger agua y utilizarla en las diferentes actividades, excepto el consumo humano.