La iniciativa Saving the Amazon quiere, a través de la reforestación de la Amazonía, preservar este entorno único, punto clave y estratégico para el futuro del Planeta.


La reserva de biodiversidad más grande del Planeta, la Amazonía, continúa en peligro. Se trata de una región con 6.000.000 de km cuadrados que se extiende a través de 8 países de América Latina y en la que habitan más de 30 millones de especies animales y vegetales. Además es el hogar de culturas milenarias.

Sin embargo, en los últimos años el “Pulmón del Mundo” como es llamada, ha visto reducido su perímetro a causa de la minería ilegal, construcciones y principalmente por la deforestación. Casi el 20% de su superficie desapareció en 40 años según un informe de Greenpeace. Se proyecta así que los bosques amazónicos perderán hasta un 50% de su extensión para el año 2050.

En Colombia según datos del Ministerio del Medio Ambiente, de los 50 millones de hectáreas de bosques que tiene el país, 6 millones de hectáreas han sido taladas durante los últimos 20 años.

“Estamos ante un drama climático y humano, la deforestación sin control deja sin hogar a muchas comunidades indígenas. En las últimas décadas se talaron 2.000 árboles por minuto, una extensión equivalente a 2 campos de fútbol” afirma Ximena Patiño, presidenta de Saving the Amazon.

La pérdida y el deterioro de esta parte del planeta repercuten negativamente también en la calidad del aire. El Amazonas produce más del 20% de la reserva mundial de oxígeno. Hacen falta 22 árboles para suplir la demanda de oxígeno de una persona al día.

Cómo ser parte de la recuperación de la Amazonía

“Todos tenemos una deuda con el medioambiente y debemos aportar nuestro grano de arena. Por eso creamos esta plataforma “Saving the Amazon” para que a través de nosotros cualquier persona pudiera colaborar con el ecosistema” afirma su presidenta.

Personas naturales

Las personas podrán adoptar o regalar un árbol de manera individual. El proyecto permite compartir con los más cercanos la ilusión de salvar el Amazonas.

Empresas

Las empresas por otro lado, podrán sembrar un bosque, como es el caso de Johnson&Johnson, una de las mayores empresas fabricantes de dispositivos médicos, productos farmacéuticos, y de cuidado personal para adultos y bebés; que hasta el momento ha plantado más de 1.000 árboles con la iniciativa de Saving the Amazon, demostrando que todos somos responsables del cambio climático y que además, le servirá para hacer frente a su responsabilidad social corporativa.

Las organizaciones vinculadas a causas solidarias son más valoradas, suman prestigio y contribuyen a mejorar la relevancia de la marca. Además, se favorecerán de los beneficios tributarios dictados bajo el decreto 3172 de 2003 que reglamenta el artículo 158-2 en el que se establecen los procedimientos para solicitar a acreditación o certificación de las inversiones en control y mejora del medio ambiente.

Cada uno de los árboles lleva el nombre de la persona a la que pertenece y se puede geolocalizar y seguir sus cuidados por Google maps a través de la App exclusiva.

“Ponemos tu nombre al árbol porque los indígenas dicen que morimos dos veces: cuando dejamos de respirar y cuando dejan de pronunciar nuestro nombre. Con este gesto desde Saving queremos que tu árbol perdure para siempre en el Amazonas” declara Ximena Patiño.

Salvar el Amazonas, la gran reserva de agua y oxígeno del mundo es la prioridad y el desafío de Saving the Amazon empezando por los próximos 5 años.