Se analizaron los puntos críticos en donde frecuentemente la comunidad ha expresado su inconformidad por el alto tráfico que genera demoras en los tiempos de desplazamiento.


En ese sentido el gobierno departamental se reunió con representantes del consorcio Devisab, junto al Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca –ICCU-, para concretar compromisos que representen adelantos en estas obras y así la comunidad pueda disfrutar de una vía en excelentes condiciones de servicio.

“Lo más importante es darle alternativas funcionales a la comunidad. Aquí debemos hacer equipo desde lo propositivo pensando en el bienestar de la gente.”, aseguró el Gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey.

En esta reunión se analizaron a profundidad seis puntos específicos de la vía: el separador central entre los municipios de Mosquera y Funza, la instalación de cuatro equipos de semaforización en el municipio de Funza, la ampliación de la intersección variante sur Cota y de las intersecciones Shapelli y Chilacos en el municipio de Chía, además de la construcción de dos paraderos de buses, en los sectores Parmalat y Lavafante, en Chía.

Así mismo, se hizo seguimiento al alcance total del contrato de concesión 01-96 suscrito entre el Departamento y la Concesionaria del Desarrollo Vial de la Sabana, Devisab, para revisar el cumplimiento de las obligaciones establecidas en dicho documento.

Estas obras tienen el objeto de aumentar la seguridad de los usuarios de la vía y del sector, así como mejorar la transitabilidad y movilidad del corredor.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca