Tomando como referencia una proclamación hecha el 21 de septiembre del año 2010 por el ex alcalde Ernesto Martínez, la Iglesia Menonita de Colombia trabaja junto a otras organizaciones sociales del municipio, para la conformación del ‘Consejo Municipal de Paz’, una instancia que busca que Soacha sea reconocida como un territorio libre de toda violencia.


El Consejo Municipal de Paz es un órgano asesor y consultivo del Gobierno Municipal, cuya misión es implementar y desarrollar el Decreto 368 del 21 de septiembre de 2010, por medio del cual se declaró a Soacha como un territorio de paz.

La idea surge a partir de las mismas dinámicas de polarización que se viven en el municipio en todos los niveles, de ahí que la Iglesia Cristiana Menonita de Colombia buscara una motivación que invitara a la articulación de muchos actores del municipio, en este caso la sociedad civil, credos religiosos y la misma Administración Municipal, en pro de este propósito.

Vale la pena mencionar que en la actualidad existe un Consejo Nacional de Paz y que por eso
los municipios están en el deber de crear los consejos municipales, como una herramienta para la construcción de la paz. Es el Gobierno Municipal el que debe implementar este tipo de iniciativas, que en otros municipios han sido muy buenas.

“Hay un buen sentir en las organizaciones y lógicamente la propuesta no solo la deben llevar ellas, pues esto lo debemos tener como una identidad. Si logramos que la gente se empodere lograremos que la mentalidad cambie, de tal manera que empezaremos a construir una sociedad. Sabemos que toma tiempo, pero si hay buena voluntad, todos ganaremos. Sólo si mantenemos una buena trasparencia en la conformación, sin intereses institucionales, y haciendo verdaderamente un trabajo conjunto para un bien común, la semilla que sembramos dará un muy buen fruto”, explicó Carlos Fernando Sánchez, Representante de la Iglesia Menonita.

La Secretaría Técnica del Consejo Municipal de Paz, está integrada entre otros por la Plataforma Hacedores de Paz, los Jóvenes Hacedores de Paz, la Cámara de Comercio, la Contraloría, la Administración, la Pastoral Social, la Sociedad Civil, las iglesias cristianas, Justapaz y la Plataforma Juvenil de Suacha.

“Para nosotros es una instancia que necesita todo el apoyo de la Administración Municipal y de las instituciones que trabajan en el municipio para que veamos este espacio como algo prioritario, a fin de realizar procesos a favor de la paz y poder implementar políticas en esta materia. Plataforma tiene el compromiso de apoyar todas las iniciativas que se den en Soacha, pues para nosotros es un deber estar articulados a todos los procesos y las cosas que se dan dentro de nuestro territorio. Tenemos el compromiso y la experiencia como jóvenes, por ello hacemos extensiva la invitación a todas las personas que trabajan por el tema de la promoción de la paz para que hagan parte de este proceso”, expresó Jeimy Obregoso de la Plataforma Juvenil de Suacha, organización que hace parte del Consejo Municipal de Paz.

La idea a futuro es que el proyecto se consolide, y que se establezcan tres cosas fundamentales, como son la creación del Consejo Municipal de Paz, el Observatorio para la Paz, y que a nivel educativo se cree una cátedra sobre la resolución pacífica de conflictos.