A pesar de tener garantizados los recursos y de existir un documento CONPES, las fases II y III de Transmilenio Soacha siguen dependiendo de la voluntad del gobierno nacional. Tanto la Gobernación de Cundinamarca como la Alcaldía de Soacha están a la espera de que la Nación expida el documento de política fiscal, CONFIS.


transmilenio_soacha.jpg

El documento faltante es esencial para que se pueda suscribir el convenio de cofinanciación entre las tres entidades gubernamentales y así licitar las obras de ampliación del Transmilenio en el municipio.

Para el desarrollo y terminación de las obras se requieren $ 615.089 millones, de los que la Nación financiará $ 430.563 millones, mientras que la Gobernación y Soacha aportarán cada uno $ 92.263 millones, a través de vigencias futuras, es decir, que del presupuesto de cada entidad se comprometerá un rubro para financiar la ampliación, que para el caso del departamento se hizo a través de una ordenanza y el municipio por medio de un acuerdo del concejo municipal.

Aunque el cronograma previsto desde el comienzo ya se atrasó, se espera que antes de finalizar octubre quede listo el CONFIS, tal y como quedó publicado en el CONPES del 14 de septiembre pasado para que antes del 10 de noviembre, cuando comienza a regir la Ley de garantías, se firme el convenio de cofinanciación.

Con la construcción de las fases II y III de Transmilenio en Soacha la troncal del sistema se extenderá 3,9 Km y se construirán 4 estaciones sencillas, una intermedia y el patio portal El Vínculo.