El Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Trabajo, la Secretaría de Competitividad y Desarrollo Económico de Cundinamarca y la Fundación Panamericana para el Desarrollo, FUPAD, dieron a conocer los avances del Plan en donde Soacha se ha vinculado y ha presentado avances significativos.


Recientemente Alexander Garzón, Director de Desarrollo Económico del municipio de Soacha, participó en una jornada especial para hablar sobre el tema del desempleo en el departamento, en el encuentro se habló sobre «la reducción de desempleo y la necesidad de construir una política sobre el tema, mientras esto sucede, cada municipio tomará medidas y se articulará, como lo ha hecho Soacha a través de ferias de empleabilidad con la empresa privada y el SENA, quienes indican requerimientos generales para ocupar vacantes».

Los participantes de la reunión se organizaron por mesas de trabajo y conocieron la propuesta presentada por el Departamento. «Nos presentaron el proyecto del Plan Departamental de Empleos, luego los participantes socializamos y discutimos sobres los aspectos en los que estábamos o no de acuerdo», explicó Garzón.

Por su parte, Nidia Yolima Corredor Hernández, Secretaria de Competitividad y Desarrollo Económico de Cundinamarca indicó que:“Esto, (la presentación de avances) surge a raíz de un trabajo piloto que se realiza en nueve municipios de Cundinamarca. Nuestro propósito es publicar en los próximos días un documento final que será sometido a la aprobación de algunos sectores y que a finales del año le permita contar a Cundinamarca con una Política Pública Departamental de Empleo.”

Entre otros temas en el encuentro se presentó el Programa de Asistencia Técnica para el Fortalecimiento de las Políticas de Empleo, Emprendimiento y Generación de Ingresos que incluye datos determinantes como que en Cundinamarca hay 1.285.000 personas ocupadas lo que equivale al 90% de la población y que la tasa de desempleo en el departamento es del 9.4%.

También se conoció que el porcentaje de cundinamarqueses trabajando en la informalidad es del 74.7% frente a un 67.4% que se registra en el país. Además, un 50% de los desocupados se encuentra en sectores de la economía que están decreciendo.

Se estableció también que el desempleo tiene como una de sus principales causas el bajo nivel de formación de la población. Sólo el 20 % ha completado el bachillerato y sólo un 2 % tiene formación superior. Lo anterior, no solo limita el acceso al trabajo sino que impide la consecución de empleos con mejor remuneración.

Entre las metas trazadas más importantes está la disminución de la brecha entre la oferta y la demanda, el programa busca ofrecer 3.980 empleos directos y 5.330 empleos indirectos.