Con el fin de ampliar y fortalecer el programa Banco de Alimentos que lidera la Secretaría de Desarrollo Social en Cundinamarca, se firmó un convenio de cooperación con la Fundación Banco Arquidiocesano de Alimentos (FBAA) para beneficiar a la población vulnerable en el departamento.


Este convenio de cooperación incluye por parte de la Fundación Arquidiocesana de Alimentos un acompañamiento en la formación de los paquetes de alimentos que se entregarán a la población vulnerable. Igualmente, la entidad realizará capacitaciones al comité organizador que liderará el proceso en cada municipio y los orientará sobre la capacidad que tiene cada zona para producir ciertos alimentos y al mismo tiempo la forma de aprovechar estos alimentos para la nutrición de los habitantes de la población.

Cabe recordar que el programa Banco de alimentos contempla en su política de seguridad la entrega de paquetes nutricionales a niños menores de 5 años (Creser), así como la red plantas de soya que buscan producir alimento con base en este producto.

La red de Bancos de Alimentos contará con once sedes, incluido el que se encuentra ubicado en el municipio de Chocontá el cual está funcionando hace 4 años. Los otros puntos dónde se adelantará este programa son Funza, Fusagasugá, La Calera, Ubaté, Gachancipá, Soacha, Girardot, Tocancipá, La Mesa, Sesquilé y Zipaquirá.

La inversión en este convenio fue de $1.300 millones por parte de la Administración Departamental y busca beneficiar a la población vulnerable pero al mismo tiempo hacer parte de esta solución a la población beneficiada con este proyecto.

Es de señalar que los paquetes de alimentos serán entregados a través de una cuota de recuperación, la cual es fijada según el municipio y la conformación de la familia.