Este año el universo ha puesto a disposición fenómenos como el eclipse híbrido de sol, el paso de un par de cometas brillantes y otros fenómenos recurrentes como la lluvia de estrellas de las Perseidas y las Gemínidas.


Enero 21:

En el hemisferio norte la Luna tendrá un grado de brillo notable, cercano al 80% de su iluminación total.

Por otro lado, en esta fecha se dará la conjunción Luna-Júpiter más cercana en mucho tiempo, tanto que una distancia tan corta se repetirá solo hasta el 2026.

– Febrero 2-23:

Dada la distancia que Mercurio tendrá respecto al Sol, podrá ser visible en el cielo occidental, poco después del atardecer, alcanzando su punto más lejano el 16 de febrero.

– Marzo 10-24:

Por un par de semanas el cometa PANSTARRS, descubierto apenas en junio de 2011, tendrá una de sus mejores exhibiciones, pasando cerca tanto del Sol (aproximadamente a 45 millones de km) como de la Tierra (164 millones de km). En la tarde del 12 de marzo, el cometa estará situado a 4 grados a la derecha de la Luna creciente.

– Abril 25:

En este día se podrá observar un eclipse parcial de Luna, menor según los astrónomos. Europa, África, Australia y la mayor parte de Asia tendrán la mejor vista.

– Mayo 9:

Mayo, el mes solar por excelencia, está señalado para experimentar un eclipse anular de Sol, el conocido e impresionante “Aro de Fuego”, que en este caso se apreciará mejor en algunas zonas del Océano Pacífico, el norte de Australia y el extremo este de Papúa Nueva Guinea, además de las Islas Salomón. El punto culminante del eclipse, cuando se observa el anillo en toda su plenitud, durará 6 minutos y 4 segundos.

– Mayo 24-30:

La “Danza de los Planetas”: Mercurio, Venus y Júpiter ofrecerán un espectáculo singular, fascinante, para los cielos del noroeste del planeta. Venus y Júpiter estarán separados apenas en 1 grado el 28 de mayo: Venus por encima y a la derecha de Júpiter y con un brillo 6 veces superior.

– Junio 23:

La luna llena más grande de todo el 2013 se podrá observar la noche del 23 de junio, la llamada “superluna” de cada año que también provoca las mareas más extensas de la temporada.

– Agosto 12:

La lluvia de las Perseidas, que también se repite anualmente, se considera una las de las más intensas del calendario astronómico, con un promedio de 90 meteoritos por hora para un solo observador. Un sueño para todo astrónomo amateur.

– Octubre 18:

El eclipse penumbral de luna sucede cuando un parte considerable del diámetro lunar se oculta en el llamado “cono penumbral” de la Tierra, sin tocar la parte denominada “umbra”. Visiblemente, el efecto es el de una oscuridad débil y apenas discernible del extremo más inferior de nuestro satélite. Este fenómeno se observará mejor en buena parte de Asia, Europa y África.

– Noviembre 3:

Otro eclipse poco usual ocurrirá a inicios de noviembre. Se trata del eclipse híbrido de Sol, el cual comienza como anular para en poco tiempo convertirse en uno total, de ahí su denominación.

Este eclipse híbrido comenzará en el Atlántico, al sureste de Bermuda, para después trasladarse a la costa atlántica de Norteamérica. El punto culminante ocurrirá a 402 km de la costa de Liberia, para después comenzar a desaparecer en los países de África Central: Gabón, Congo, Uganda y Kenia, hasta morir en el atardecer de la frontera etíope-somalí.

– De mediados de Noviembre hasta Diciembre:

Por varios días el cometa ISON —descubierto por astrónomos aficionados en Rusia el 21 de septiembre de 2012— será visible en el hemisferio norte, especialmente por las mañanas y las tardes, teniendo su punto más cercano al sol (1.2 millones de km) el 28 de noviembre, Día de Gracias en Estados Unidos.

– Diciembre (todo el mes):

Si Venus ya es, de por sí, el más brillante de los planetas que se visualizan en diciembre de 2013 alcanzará una majestuosidad pocas veces observada, con un grado de brillo casi inédito. El 5 de este mes tendrá su punto máximo.

Fuente: Cartel Urbano.com