En conmemoración del Día Internacional contra el Reclutamiento Forzado de niños, niñas y adolescentes a cargo de grupos armados al margen de la ley y en el marco del conflicto armado, funcionarios del ICBF, Personería Municipal y Policía Nacional con su especialidad de infancia y adolescencia de Soacha,  realizaron  la campaña ‘Mi Libertad es lo Primero’ con el objeto de  prevenir, defender y proteger los derechos de la niñez.

La Policía Nacional en la segunda fase del Plan Choque ‘el que la hace la paga’, y su parte  de defensa y seguridad para la legalidad, el emprendimiento y la equidad, lanzó la campaña ‘Mi Libertad es lo Primero’. En Soacha se hizo visible la iniciativa que se prolongó durante todo el día del 11 de febrero en los centros más circulados de la ciudad.

Como parte de la campaña de la Policía, en Soacha presentaron su servicio con la especialidad de Infancia y Adolescencia que extendió esfuerzos a los menores de edad, quienes junto a sus padres participaron en actividades de pinturitas y llenaron  una pancarta con sus manos pintadas de rojo. “Hicimos campaña por las áreas más concurridas de Soacha. Todo esto también porque a nivel mundial se celebra el 12 de febrero el día de las manos rojas. Estuvimos durante todo el día de ayer en la ciudad brindando un acompañamiento interinstitucional para orientar a la comunidad con el fin de  mitigar este flagelo que afecta a la población infantil», dijo el intendente de la especialidad de infancia y adolescencia en Soacha, Juan Rico.    

El llamado de las autoridades nacionales es para que todas las personas responsables de los menores de edad no accedan a dejar que sus hijos se vinculen a grupos al margen de la ley y aúnen  fuerzas para denunciar. Si se tiene conocimiento sobre alguna persona que reclute niños, el procedimiento es informar a los uniformados o directamente a las estaciones de policía.

El reclutamiento de niños, niñas y adolescentes se ha presentado  hace más de una década en el país y los perjuicios que ello conlleva son: la deserción escolar, desintegración familiar y problemas psicológicos. Es por esto que nace la necesidad de generar conciencia en la comunidad para la denuncia, con el fin de evitar desenlaces fatales. Por lo tanto, se realiza el fortalecimiento de entornos garantes para los niños, niñas y adolescentes de los 0 a los 17 años, que priman por encima de los demás.

Según el comunicado de la Policía Nacional de Colombia, entre  los años 2017 y 2019 han sido reclutados 116 menores en el país.