Un proceso de diez meses con extensas jornadas de voluntariado, en las que participaron 125 personas de la comunidad, permitió a los habitantes de este sector de la comuna cuatro de Soacha ver lo inimaginable: una cancha sintética totalmente plana de 47 metros de largo y 39 de ancho.


cancha-sintética-Ciudadela-Sucre-Soacha

cancha-sintética-Ciudadela-Sucre-Soacha

La cancha sintética es un sueño de más de 20 años de cada una de las familias de Ciudadela Sucre para que sus hijos tuvieran es espacio donde divertirse y hacerle el quite a la delincuencia.

Daniel Ortiz, un niño de 15 años que ha sido parte de ‘Creciendo con el Balón’, proyecto de la fundación Tiempo de Juego, argumenta que “esta cancha nos pone más cerca del fútbol, lo tiene a uno ocupado y ya no me la paso en la calle”.

Sin duda la alegría entre la población sale a flote porque, aunque muchos no lo crean, tener una cancha sintética en Ciudadela Sucre es todo un acontecimiento. “Los habitantes de este lugar comienzan un sueño a partir de hoy”, dice Andrés Wiesner, presidente de Tiempo de Juego.

En medio de la alegría, mujeres, hombres y niños de todas las edades se distribuyeron en equipos mixtos para sembrar árboles, pintar las mallas, construir las gradas naturales y repoblar el pasto.

A la tarima llegó Lilio Andrés Martínez, gerente de love.fútbol, organización que supervisó la construcción del espacio deportivo y lideró la identificación de la comunidad con el proyecto. “Ustedes, los vecinos, son los capitanes del futuro que se encargarán de gestionar este espacio para generar sueños e ilusiones”, sostuvo.

La sorpresa para los asistentes se dio cuando Juan Pablo Sorín, excapitán de la selección Argentina y exjugador del Barcelona se hizo presente y dijo que a través de la inclusión social está el poder de soñar. “Durante mi carrera, estuve en muchas situaciones y lugares. Lo más importante es lo que ustedes tienen hoy aquí. Nunca dejen de divertirse ni de amar”.

Otras figuras como Omar Pérez y Luis Manuel Seijas, del Independiente Santa Fe, también se hicieron presentes, plasmaron sus firmas en las camisetas de los aficionados y se toman fotos.

La fundación Tiempo de Juego, que ha intervenido otros lugares de Colombia como Chocó y Timbiquí, lanzó junto a love.fútbol, el proyecto ‘Creciendo con el Balón’ hace dos años.

Para William Jiménez, coordinador de relaciones comunitarias de Tiempo de Juego, esta jornada en Ciudadela Sucre comienza a cumplir con la expectativa de la comunidad que tenía desde hace años.

«La inauguración de la cancha marca un antes y un después. Este espacio no solo se recuperó por un tema de fútbol, sino porque esta localidad lamentablemente es una zona marginal. Pero le hemos dado un nuevo nacimiento a esta zona», aseguró.

A la celebración también se sumó el presidente de Santa Fe, Juan Andrés Carreño, quien firmó un contrato con Tiempo de Juego, el cual oficializó su labor colectiva para brindarles más oportunidades a los jóvenes.

«Nos vinculamos con esta fundación para realizar un sueño en una zona marginal de la ciudad. El proyecto que cerramos hoy le da muchas posibilidades a los jóvenes para salir de amenazas y poder cambiar su vida y la de sus familias, como Camilo», agregó Carreño.

Camilo Charria, de 20 años, es jugador profesional del equipo cardenal. Asistió a esta jornada para compartir el sueño de la comunidad: el fútbol. Una ilusión que en su momento también fue y sigue siendo suya. «Esta cancha va a cambiar la vida de muchos niños y jóvenes, que como yo, son de un barrio popular. Poder jugar es un sueño que todos tenemos, como yo desde niño», finalizó.

Apoyo: Catalina Arango Bedoya
Escuela de periodismo multimedia El Tiempo