Los detenidos, que operaban desde un café internet de Zipaquirá, falsificaban cerca de 50 carnets de vacunación diarios.

La Fiscalía General de la Nación, a través de la seccional de Cundinamarca con la cooperación de la Policía Judicial Sijín, logró la captura y judicialización de dos presuntos falsificadores de carnets de vacunación contra el Covid-19.

De acuerdo con las investigaciones, los procesados vendían los certificados a 50 mil pesos cada uno, y eran elaborados en un café internet de Zipaquirá, (Cundinamarca) para ser comercializados en Bogotá y en varias poblaciones de este departamento.

Se calcula que en un solo día diseñaban hasta 50 certificados de Mi Vacuna, para lo cual utilizaban plantillas y software de diseño, equipos de cómputo, impresoras y cortadoras de papel.

Durante los allanamientos al establecimiento comercial fue capturada Ingrid Yineth Delgado Garzón y Gilder Guzmán Garrón, quienes quedaron a disposición de un juez de control de garantías. Estas personas responderán en juicio por el delito de falsedad material en documento público.