34 conchas de caracol, 11 cecilias (anfibios) y 12 bolsas llenas de corales fueron decomisadas en un operativo de control al tráfico y comercialización ilegal de fauna silvestre en la plaza de mercado del Restrepo.


La Secretaría Distrital de Ambiente (SDA), la Sijín y la Policía Ambiental y Ecológica inspeccionaron 23 locales que se dedican a la venta de animales. Dos de estos, Aquarama y el local 175, comercializaban especies pertenecientes a la fauna silvestre, por lo cual se procedió al decomiso.

Ahora, la SDA les abrirá un proceso sancionatorio administrativo de carácter ambiental a los dueños de estos establecimientos, que les podría acarrear multas de hasta 5 mil salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Los caracoles y corales fueron encontrados en Aquarama, mientras que las cecilias fueron halladas en el local 175. Las especies fueron trasladadas al Centro de Recepción de Fauna de la SDA, ubicado en la localidad de Engátiva.

“La extracción de coral genera graves problemas ambientales, ya que elimina la protección que tienen las costas, resta refugio a miles de especies de fauna marina, favorece la desaparición de especies de importancia ecológica y evita que sus fragmentos se incoporen como nutrientes al suelo marino o a las mismas playas”, dijo Juan Antonio Nieto Escalante, Secretario Distrital de Ambiente.

Según la SDA, en lo corrido de este año se han decomisado 256 animales silvestres, principalmente en las plazas de mercado y en las terminales de transporte.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía para que denuncie los casos de comercialización de animales silvestres en la capital. El daño que sufren al ser sacados de sus ecosistemas e introducidos en jaulas y pequeñas cajas es irrecuperable. Pueden comunicarse con la SDA al 3778899”, señaló Nieto Escalante.