Caficultores del municipio de Caparrapí, en Cundinamarca, hacen un llamado al Gobierno y a los colombianos para que compren sus productos y así solventar la grave situación financiera en la que se encuentran a raíz de la pandemia.

A través de las redes sociales, un grupo de caficultores de Caparrapí, en Cundinamarca, le piden al Gobierno y a los colombianos comprar sus productos para evitar la quiebra. 

En un video que circula en redes sociales, Alfonso Ávila Ramírez, dueño de Café Campesino Express, asegura que la situación que viven en este momento los caficultores de la región es muy difícil y que su producción está en riesgo debido a la crisis de la covid-19.

Ávila afirma que muchas de las familias de la zona que viven del cultivo y la producción de café, llevan más de 20 años en el negocio y temen no poder continuar. 

«En los tiempos de cuarentena nos hemos visto muy afectados por esta pandemia: las ventas se nos han caído y por eso queremos invitarlos a que consuman café colombiano. Es un producto de excelente calidad y de esto dependen muchos finqueros y caficultores de la región», aseguró. 

La invitación de Ávila advierte que si le fallan a los campesinos, todo el país pierde, y que son las empresas del campo donde «está realmente el futuro de Colombia». 

Producción de café en el país 

De acuerdo con las cifras de Fedecafé, la producción de café para el mes de mayo fue de 1,2 millones de sacos de 60 kg en el país, superando en 6% la cifra del mismo mes en 2019. 

Sin embargo, en cuanto a las cifras de enero a mayo de 2020, la producción tuvo una reducción de 12% en comparación con los mismos datos de 2019 y las exportaciones también quedaron a la baja con una caída del 12%. 

En una reciente entrevista, Roberto Vélez, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, aseguró que, si bien la recolección de la cosecha se ha venido dando con cifras positivas, el segundo semestre será más retador, teniendo en cuenta la escasez de mano de obra que se podrá tener en el campo. 

«Los departamentos del sur del país están en recolección, mientras que en el segundo semestre tendremos que mirar la recolección, que va a ser mucho más retadora en cuanto a mano de obra«. 

Así mismo, aseguró que será importante revisar los accesos de los caficultores a créditos para que puedan aliviar las cargas económicas que ha dejado la pandemia. 

«Haber excluido al sector de la cuarentena ha ayudado mucho a la comercialización, pero una de las cosas que se necesita es crédito que le llegue a los productores», afirmó Vélez en su momento.

Fuente: Dinero.com