La actual Administración Municipal junto con Asocentro viene trabajando por la recuperación morfológica y de especies nativas de la cantera El Boquerón, ubicada en la vereda de Tíquiza.


Esta cantera mediante medida preventiva fue cerrada, por orden de la CAR bajo resolución 1789 de octubre de 2.013, la cual considera en el parágrafo del artículo primero de la citada resolución, se determino un término de tres años, de acuerdo con el cronograma de actividades propuesto por el municipio de Chía, para llevar a cabo el Plan de Manejo de Recuperación Ambiental.

Cabe aclarar que debido al retraso entre el año 2.010 y 2.011 del cronograma de trabajo del Plan de Manejo de Recuperación Ambiental, la CAR se vio obligada a tomar esta medida preventiva.

Es así como el día jueves 14 de noviembre del presente año se convocó a un Concejo de Prevención de Riesgo en el municipio, liderado por el alcalde Guillermo Varela Romero, en cual se evaluó el trabajo que se ha realizado en la zona por la Administración Municipal y Asocentro y así solicitar el levantamiento la medida temporal para continuar con el trabajo de recuperación ambiental.

En este Concejo de Prevención de Riesgo, participó el ingeniero José Fidel Vega, Director de Asocentro y el Ingeniero de Minas, Mauricio Cuervo, quien expuso el alcance del convenio interadministrativo celebrado con el municipio y el desarrollo del mismo, el cual manifiesta que se tiene que recuperar un área total de 324.000 metros y no 636.000 metros aproximadamente, como lo solicitaba la CAR.

La recuperación ambiental es un compromiso de la administración actual y busca la protección y conservación del suelo en aras de evitar la erosión hídrica, por la ausencia de cubierta vegetal y las inclinaciones de los taludes. De la misma manera se proyecta la integración de las obras con el entorno paisajístico, zona de bosque protector, recuperación del paisaje por las labores extractivas, recuperación de la flora y la fauna respetando el medio ambiente, a fin de conservar la biodiversidad biológica. Igualmente la primera autoridad del municipio, adquirió el compromiso de construir los tanques y canaletas, para dar el tratamiento de aguas.

Para continuar con este proceso la Administración Municipal solicitará a la CAR que se tenga en cuenta los informes del año 2.013, los cuales muestran claramente el trabajo realizado de tres terrazas y la proyección de cinco más para acondicionar el terreno, modelarlo y perfilar los taludes, obviamente con el retiro del material sobresaliente como bloques de roca, materiales sueltos los cuales representan riesgo para los transeúntes de la carretera Chía – Tabio, así como también la eliminación de huecos o cavidades, la construcción de redes de drenaje, la revegetalización, la implantación de la cobertura vegetal, en aras de reducir significativamente los impactos al medio ambiente en la operación del Plan de Restauración Ambiental.