Con un circuito en Girardot ganado por el corredor Steven Cuesta (Néctar Cundinamarca), finalizó este domingo la edición 30 de la Clásica de Girardot. Competencia que se desarrolló durante cinco días en territorio cundinamarqués y que dejó como campeón al pedalista soachuno Walter Pedraza (GW Shimano) que se impuso en la etapa reina con llegada al Charquito y logró defender hasta el final su posición.

La superioridad de GW Shimano en prueba que fue evidente con el posicionamiento de tres de sus corredores en los primeros puestos de la clasificación general para un podio en el que Walter Pedraza subió al primer cajón, Brandon Rivera, ganador de las dos pruebas a cronometro fue segundo y Aldemar Reyes tercero.


“Muy contento por este título, fuimos un equipo muy compacto, agradecerle a mis compañeros, un equipo que se entregó al cien por ciento y así es que se obtienen los resultados”. Afirmó Pedraza que desde la segunda etapa asumió el liderato hasta convertirse en campeón en la quinta.

El triunfador en la última etapa fue el pedalista soachuno Steven Cuesta (Néctar Cundinamarca) que se impuso al sprint sobre José Ángel Bernal (Manzur Alcaldía de Girardot) luego de 1 hora 47 minutos 59 segundos. El grupo principal, arribó a meta encabezado por Jordan Parra (IDRD Liga de Bogotá) que fue tercero a 23 segundos. En el certamen también se destacó  Luis Carlos Chía, campeón de las metas volantes.