Con un programa piloto realizado el sábado anterior, en donde se detuvieron 162 menores de los cuales 34 portaban armas blancas, ayer comenzó esta medida que inicialmente se aplicará los fines de semana y que se reforzará con programas sociales para el manejo del tiempo libre.


El alcalde municipal, Juan Carlos Nemocón, señaló que la iniciativa fue acordada con el gobernador Álvaro Cruz en las pasadas Mesas Provinciales, teniendo en cuenta que el 75% de los delitos que se cometen en esta población son originados por menores de edad. “Desde el comienzo del año se acepta esta responsabilidad social debido a que algunos jóvenes ocasionan incomodidades en las horas de la noche, teniendo en cuenta que los delitos cometidos por menores de edad en los conflictos e inseguridad en el municipio, superan el 75%”, declaró el mandatario.

De igual manera, el Alcalde sostuvo que la semana pasada se realizó un programa piloto del toque de queda a través de una operación conjunta entre la Policía Nacional y el Ejército, donde se comenzó a recoger, inicialmente los viernes y sábado, a los jóvenes que estén en la calle. Adicionalmente, agregó que “gradualmente se incorporarán programas para el manejo del tiempo libre, especialmente los de carácter social, deportivo, cultural y educativo, espacios que permitirán alejarlos del micromenudeo de sustancias que es de lo que tenemos que salvar a los jóvenes”.

Por su parte el gobernador Álvaro Cruz, invitó a los alcaldes de los 116 municipios a acoger esta medida, a la que, por el momento, se han vinculado Soacha y Mosquera, este último a partir del 23 de marzo. “Es una medida importante porque los índices delincuenciales en Soacha se han aumentado. El consumo de sustancias psicoactivas en los jóvenes y las bandas delincuenciales que usan a los menores para cometer robos, también se han incrementado”, puntualizó.

La medida se aplicará los fines de semana entre las 10 p.m. y las 5 a.m.