Un grupo de cerca de 40 comerciantes y residentes de los barrios Olivios 1 y 2 se reunieron hoy sábado 16 de mayo desde horas de la mañana y realizaron una protesta pacífica con el fin de hacer visible una problemática que se ha venido generando durante los cinco fines de semana de toque de queda en el municipio.

El motivo de su protesta es  porque consideran que han tenido afectaciones graves a la economía y  el cierre de sus locales el fin de semana les ha generado considerables pérdidas. Los comerciantes manifiestan que cumplen protocolos en sus establecimientos e incluso varios de ellos ya han solicitado permiso a la alcaldía para trabajar.

Sin embargo, expresan que el ‘toque de queda’ no es efectivo en su  zona, pues la gente se va a Bogotá  a abastecerse y realmente en este sector la distancia entre Soacha y los barrios de Bosa es de una cuadra, por eso afirman que hay una competencia desleal y los locales de la capital se están quedando con los clientes y las ganancias, pues durante los fines de semana la gente se va a otros lugares y generan vínculos que terminan alejando los clientes del municipio.

Las personas convocan a más comerciantes para exigirle a la administración municipal que permita la apertura del comercio durante los fines de semanas.

Los residentes de la zona hacen un llamado al alcalde municipal para que los escuche y les colabore con el fin de buscar una solución a este problema que se genera al ser una zona fronteriza en donde hay políticas diferentes entre Bogotá y Soacha.

Fuente: Velandia Stereo.