Mediante el acuerdo municipal 031 de 2011 y el 037 de 2014, se organizó en Soacha lo referente a publicidad exterior visual. De acuerdo con la administración municipal, aproximadamente el 90% de los establecimientos incumplen la normatividad.


La creencia de los comerciantes, al suponer que entre más avisos tengan, más venden, ha originado que la mayoría de establecimientos invadan con publicidad fachadas completas, incluyendo puertas y ventanas. En algunos casos ubican también publicidad sobre el andén, hecho que es calificado como contaminación visual e invasión del espacio público.

Cabe resaltar que los establecimientos comerciales legalizados tienen derecho a tener su aviso adosado a la fachada del lugar, sin embargo, para hacer buen uso de la misma, a través de los acuerdos mencionados se establecieron unos límites y la forma correcta de emplearlos con el fin de evitar contaminación visual.

“Las personas con negocios tienen derecho a tener un aviso por fachada, suponiendo que el establecimiento cuenta con dos o más fachadas, puede hacer uso de las mismas. No obstante, el aviso no debe superar el 30% de la fachada, calculando alto más ancho, pero la norma establece que no puede superar los ocho metros cuadrados”, explicó el ingeniero delegado Henry Reyes.

En caso de que al interior de un mismo establecimiento se encuentren dos o más negocios, en un mismo marco, de las medidas ya mencionadas, deben compartir la publicidad de manera equitativa, independiente del tamaño o alcances de la actividad comercial que se esté ejerciendo en cada uno.

El uso de puertas, ventanas y espacio público está totalmente prohibido al momento de ubicar publicidad.

María Eugenia Torres, comerciante de la Carrera 7, expresó su posición frente a la norma. Durante su intervención destacó que los comerciantes no son el principal problema cuando se llenan las fachadas con publicidad:

“En este caso se hace necesario recordar que una buena parte de establecimientos llenan las fachadas de publicidad, sin embargo, no es del todo culpa de nosotros como comerciantes, puesto que las empresas que nos distribuyen la mercancía están trayendo constantemente afiches, carteles y pendones para que impulsemos sus ventas, de este forma es que se pueden observar negocios que tienen hasta los marcos de la fachada llenos de anuncios publicitarios”.

Por otro lado, el exceso de publicidad en fachadas es tan solo una pequeña parte de la contaminación visual que cada vez invade más a Soacha, puesto que, más peligroso que los afiches de los comerciantes, es la publicidad distribuida en puentes y espacio público, que además de afectar visualmente, impacta de forma contundente al medio ambiente, pues la gran mayoría de esos volantes terminan como la basura que tapa los sumideros y perjudican la imagen del municipio.

“La publicidad que más contamina es la que termina en residuos. Al bajar el puente de la calle 13 se observa en las escaleras basura de publicidad acumulada, el mismo panorama se extiende por toda la 13, bajando hacia la Carrera 7 y de ahí hasta donde la vista lo permite. Como habitantes sabemos que está prohibido por la administración municipal, pero se hacen necesarias medidas contundentes para evitar que esto siga pasando”, manifestó Diego Roa, habitante de la comuna dos.

“Finalmente, cabe resaltar que toda la información necesaria, referente a los acuerdos municipales que tratan el uso de la publicidad, puede ser vista en el sitio web de la alcaldía de Soacha. Ahí se encuentran disponibles para cualquier persona que necesite tener información respecto al debido uso de su espacio comercial, o pueden acercarse a la Dirección Bioambiental donde serán informados de la misma manera”, concluyó, Reyes.

Ver acuerdo 31, 2011: http://www.soacha-cundinamarca.gov.co/normatividad_vigente.shtml?apc=kaxx-2-&x=1495575