Este mes comenzará el trabajo que desarrollará ocho equipos de Estudios No Técnicos del Batallón de Ingenieros de desminado Humanitario N°4 en los municipios que presentan tipología ll, entendida como los eventos que se registraron desde el año 2011 hacia atrás, que en esta zona corresponde a 435 accidentes o incidentes.


Según información presentada por la Dirección Descontamina Colombia, Cundinamarca tiene un estimado de 592.568 metros cuadrados de contaminación, es así como de los 116 municipios que tiene el departamento, 77 de ellos que equivalen al 66%, están sin sospecha de minas antipersonal, 38 (un 33% ) están por intervenir con desminado humanitario y el 1% corresponde a un municipio de baja afectación pendiente por cualificar.

Brayan Cubillos Moreno-secretario de gobierno del municipio de Vergara- afirmó que el desminado humanitario es importante porque el municipio requiere darle garantía a los habitantes para que retornen a sus sitios de residencia, donde tenían posibilidades de subsistir, y en la medida que no tengan esa afectación podrían desarrollarse otros programas y proyectos.

Aunque en este departamento los uniformados ya adelantan tareas en el municipio de Chipaque, que presenta alta afectación y hasta el momento han liberado de sospecha de contaminación antipersonal un millón 394 mil metros cuadrados, el trabajo que se adelantará será por fases. En la primera de ellas se efectuará en los municipios de Cáqueza, Quetame, Fómeque, Guasca, Gama, Gachetá, Chocontá, Villa Pinzón, Machetá, Quebrada Negra, La Peña y Villa Gómez.

Posteriormente, en la segunda fase, serán intervenidos, Guayabetal, Pasca, Pandi, Pulí, Beltrán, Sasaima, Vianí, El Peñón, Útica, Vergara y Sesquilé.

Y en la tercera fase se tiene previsto beneficiar a los municipios de Une, Gutiérrez, Nilo, San Bernardo, Cabrera, San Juan, Chaguaní, Albán, Topaipí, Caparrapí, La Palma y Guaduas.

Apoyo: http://hsbnoticias.com/