Dicen las autoridades que la reparación de los CAI vandalizados durante las protestas que se registraron en Bogotá el pasado 9 de septiembre, costará cerca de 4.000 millones de pesos.

Hoy comenzó la reconstrucción de los 71 CAI vandalizados tras las protestas por la muerte de Javier Ordóñez en el barrio Villa Luz  de Bogotá.

La reparación comenzará paulatinamente y de acuerdo a los daños. El Distrito anunció que antes de finalizar el año todos estarán reparados.

El Distrito aseguró que hasta el momento los equipos territoriales de la Secretaría de Seguridad han venido adelantando visitas, acompañando a la comunidad y construyendo propuestas conjuntas para recuperar la confianza, reivindicar el perdón y recuperar los entornos físicos que fueron afectados.

“Este es un proceso que será acompañado por arte, cultura y diálogo. Por ello, invitamos a toda la comunidad, a sus ideologías, a sus creencias, a sus identidades, a todas sus diversidades, para que en este camino nos acompañemos, nos cuidemos, participemos de las actividades y sobre todo evitemos la violencia como medio para resolver las diferencias”, indicó Hugo Acero, secretario de Seguridad de Bogotá.

Además agregó que “en articulación con la Secretaría Distrital de Gobierno, alcaldías locales, la Policía Metropolitana y la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia se adelantarán recorridos permanentes con el fin de conversar con la comunidad, realizar actividades articuladas e impulsar actos que permitan la reconciliación y la convivencia pacífica”.

“Por tratarse de recursos públicos los que se invertirán en la restauración de estas unidades policiales, producto de los impuestos que pagan todos los ciudadanos, los reportes de los avances y costos también serán públicos desde el inicio de las obras. Las intervenciones se agruparán en estudios preliminares, obra gris, obra blanca, arreglos hidráulicos y eléctricos, vidrios, materia prima y acabados exteriores que cumplirán con la normatividad vigente”, indicó. 

Acero puntualizó que también se está valorando el mobiliario y los medios tecnológicos de los CAI. “En memoria de las víctimas de todos los sectores se quiere reconocer los sentimientos de dolor o tristeza, pero también iniciar la reparación y reconstrucción de los tejidos rotos. Además de reconstruir los espacios físicos; debemos reconstruir la confianza, la convivencia y el tejido social”.

Fuente: Sistema integrado de información