Un ejemplo que en Colombia se pueden resolver los conflictos entre policías y manifestantes mediante el diálogo fue el que se dio hoy en Bogotá.

“No todos los policías son malos” y ejemplo de ello es el gesto que mostró el uniformado Jorge Cárdenas, al dialogar y lograr levantar un bloqueo en el Portal Américas sin usar gases o aturdidoras; la única herramienta que utilizó fue del diálogo.

Claudia Samudio es una madre de familia que hoy sufrió las consecuencias de los bloqueos; la bajaron de la estación, no le devolvieron el dinero y luego se unió a la protesta como forma de rechazo a lo que le pasó. Sin embargo, no contaba con que al otro lado había un policía del Esmad que terminaría ayudándola y convenciendo a los jóvenes que bloqueaban la troncal Américas.

Claudia se dirigía a su trabajo y estaba esperando, junto a su hijo, un bus de Transmilenio, pero por causa de los bloqueos cerraron la estación e hicieron que los usuarios se bajaran. Su indignación fue porque no le devolvieron el dinero, y no tenía con qué pagar el pasaje de mañana, precisamente iba a eso, a ganarse $60.000 para el sustento de estos días.

Claudia rechazó el hecho de que no le devolvieran lo del pasaje y se sumó a la protesta, incluso observó a un uniformado del Esmad emprender de forma violenta contra un señor que estaba grabando.

Sin embargo, un uniformado del Esmad se le acercó para escucharla en medio de la indignación que sentía en ese momento.

El agente Cárdenas se quitó su caso y la escuchó, se sentó en la calle con ella y los otros manifestantes, y le dijo: “Usted lo que está haciendo aquí, lo está haciendo pacíficamente con su hijo y me parece del carajo ¡así es! Pero ahora nosotros tenemos que restablecer el orden, y restablecer el orden es ayudar también a la gente para que llegue a sus trabajos; a una persona que se va a ir a vacunar; a una persona que va a una cita médica; a un muchacho que va a una cita para un trabajo. Entonces demos ese ejemplo señora Claudia, pongámonos de pie, al lado de su hijo que vino y se manifestó pacíficamente, ahorita si quiere ir a trabajar buscamos para que no le cobren el transporte (…). Y damos ese ejemplo señora Claudia, y usted como mamá le da ese ejemplo a su hijo y le dice que con el diálogo esta vaina se puede, y no necesitamos romper ni nada”.

Sin embargo, Claudia le refuto: “ten cuidado con lo que estás diciendo, de que mucha gente tiene que ir a una cita médica, para todo… porque si sigue esta ley contra la salud no va a ver ni salud, ni médico, ni nada para nadie ¿sí me entiende?”.

Alrededor de Claudia y el agente Cárdenas se agruparon muchos jóvenes que participaban en los bloqueos, y una vez entablaron un diálogo y escucharon al policía, reconocieron que tenía la razón y despejaron la vía.  

Apoyo: elespectador.com