Un reciente informe de la Defensoría del Pueblo advierte sobre el grave panorama de reclutamiento de menores por parte de los grupos ilegales, el cual incluye 153 municipios de 28 departamentos, dentro de los cuales se encuentra Soacha. Los jóvenes son utilizados en las filas o en labores de inteligencia y colaboración.


La entidad, con base en 72 informes de riesgo de su Sistema de Alertas Tempranas (SAT) y 40 notas de seguimiento, hechas entre el 2012 y 2013, dio a conocer la lista de los departamentos y municipios involucrados.

Se trata de Chocó (14 municipios), Córdoba (14), Nariño (14), Antioquia (12), Meta (11), Bolívar (10), Cauca (8), Norte de Santander (8), Quindío (6), Valle del Cauca (6), Caquetá (5), Sucre (5), Vaupés (5), Arauca (4), Boyacá (4), Guaviare (4), Putumayo (4), Tolima (4) y Cundinamarca (3, incluido Soacha).

En este último municipio (Soacha), el informe del miércoles 12 de febrero de 2014, advierte que en las últimas dos semanas se registraron al menos cuatro muertes violentas de jóvenes, incluido un adolescente de 16 años hijo de una líder que el 18 de Noviembre del año pasado reportó amenazas contra su vida, razón por la cual la Defensoría Regional de Cundinamarca adelantó los trámites y solicitó las medidas de protección correspondientes ante las autoridades.

Dice la Defensoría, que si bien las FARC y el ELN siguen siendo responsables de la vinculación de menores de edad al conflicto (hecho que según la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas involucra a 6.920 niños, niñas y adolescentes), los grupos post desmovilización de las AUC o “bandas criminales” son protagonistas principales del reclutamiento mediante la sustracción de personas en zonas rurales y urbanas, la incorporación ilegal al brazo armado de esas organizaciones y la utilización de los jóvenes en actividades de inteligencia o colaboración permanente.

Uno de los aspectos que sorprende en el informe, es que la Defensoría asegura que “hasta helados y dulces con marihuana son utilizados como gancho para manipular la voluntad de niños y adolescentes”.

Dado este panorama, el Defensor del Pueblo (E), Esiquio Manuel Sánchez Herrera, condenó el accionar de los grupos armados ilegales, a quienes exigió abandonar el reclutamiento e instrumentalización de niños, niñas y adolescentes; reiteró su llamado a las partes para que se incluya en la agenda de paz la desvinculación de los menores inmersos en el conflicto, a la vez que reiteró su exhortación al Gobierno Nacional, a los alcaldes y gobernadores y demás autoridades competentes para que se adopten medidas eficaces a fin de contener el reclutamiento forzado de menores, que ya no sólo se presenta sólo en las zonas rurales, sino también en las grandes ciudades para la comisión de actividades de sicariato, extorsión, hurto y microtráfico.

Foto: ADN