La diabetes también es una enfermedad que ataca a las mascotas es importante identificarla y tratarla.


La diabetes mellitus es una enfermedad comúnmente diagnosticada en pequeños animales con una mayor incidencia en gatos, se presenta en animales adultos, de edad avanzada y obesa principalmente.

Se caracteriza por una deficiencia absoluta o relativa de insulina y su caracterización varía de acuerdo al grado de funcionalidad pancreática del paciente entre otros.

Actualmente se ha visto que varios aspectos del estilo de vida comunes en las mascotas llevan a que se presente un marcado incremento en la presentación de la enfermedad. La obesidad y la poca actividad física, son algunos de los elementos que predisponen a la aparición de este tipo de enfermedades.

Si bien no existe un signo patognomónico (indicador exclusivo de la enfermedad) de la enfermedad los principales signos que se evidencian en pacientes con esta enfermedad según Adriana Patricia López, docente Clínica Veterinaria de La Universidad de La Salle son:

-Poliuria: incremento en la producción de orina la cual adicionalmente se verá de un aspecto más claro y limpio.
-Polidipsia: aumento en el consumo de agua y comida.
-Polifagia: aumento en el consumo de alimento.
-Pérdida de peso.

Estos signos también pueden estar presentes en enfermedades como hipertiroidismo, enfermedades renales entre otras. En algunos casos la diabetes cursa con neuropatía que se evidencia principalmente en el dolor al palpar las extremidades.

Si ha evidenciado en su mascota alguno de los signos descritos anteriormente es de suma importancia que visite a su médico veterinario ya que esta enfermedad según su avance puede comprometer la vida de su mascota. Para el diagnóstico acertado de esta enfermedad el veterinario deberá realizar una serie de exámenes hematológicos, parcial de orina entre otras pruebas complementarias.

Cuidados para un perro

-La alimentación es una parte fundamental del tratamiento, se evitan los carbohidratos y los azúcares simples, y la dieta tiende debe ser rica en fibra y pobre en grasas.
-Combine la alimentación con la dosis de insulina correspondiente, esto se lo aconsejará el veterinario, ya que debe personalizar el tratamiento a su perro.
-La idea es que su perro tenga balanceado el nivel de azúcar en sangre y no corra riesgo de que suba pero tampoco de sufrir una bajada de azúcar.

Cuidados para un gato

-Como primera medida para cuidar debe combatir la obesidad en su gato, ya que ésta hace que la diabetes sea más difícil de controlar.
-La mejor dieta para un gato diabético es la que contiene mayor proporción de proteínas y menor cantidad de hidratos de carbono.
-Acuda a controles frecuentes con el veterinario éste le enseñará a administrar inyecciones de insulina o a controlar el nivel de glucosa en la sangre.

Fuente: Publimetro.co