Hace seis meses se dio inicio al arreglo de la capa asfáltica de la carrera 3C entre calles 15 y 18 del barrio El Dorado en la comuna seis. En un principio el agradecimiento de los residentes cercanos a la vía no se hizo esperar, sin embargo después de terminado el arreglo la empresa contratista abandonó los escombros en plena vía pública.


Pablo Parra, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio El Dorado, se mostró preocupado por la situación y aseguró que la actitud de la constructora borra la buena obra realizada por el municipio.

“Afortunadamente el municipio nos pavimentó una de las principales vías de acceso al barrio, obra que nos benefició mucho a todos, fue algo muy bueno, pero a pesar del trabajo que se realizó nos dejaron un problema porque desde que las obras terminaron la constructora dejó abandonadas montañas de escombros sobre nuestras vías públicas, las cuales en cuestión de días se convirtieron en el basurero del sector”, manifestó el líder comunal.

Además de convertirse en el factor ideal para el aumento de las basuras, los escombros abandonados por la empresa constructora han generado que carreteros arrojen mas desechos de construcción sobre los mismos, agravando el problema, puesto que a medida que se hacen más grandes las montañas de escombros, obstaculizan el paso de los vehículos por las calles, generando inconvenientes entre los conductores.

Alejandro Castro, conductor y residente del sector compartió uno de los problemas que ha tenido que experimentar debido a la inadecuada ubicación de los escombros: “Ya han sido varias veces que he tenido inconvenientes con otros conductores, porque el escombro tapa la mitad de la vía y obstaculiza la entrada a la calle. Debido a lo estrecha que se tornó la curva, sin intención dañé un vehículo ajeno, que desafortunadamente también estaba mal ubicado, situación que me generó un conflicto entre vecinos”, contó el habitante.

Según los residentes, además de generar problemas de movilidad, los escombros abandonados han provocado inundación en las vías, puesto que el material abandonado es capa asfáltica, y muchos de sus componentes resultan ser relativamente finos, sumados a la basura arrojada sobre los mismos, por lo tanto cada vez que llueve se tapan los vertederos de las calles.

“Ya perdí la cuenta del tiempo que llevamos así, estos escombros además de incomodarnos también nos están haciendo daño, porque cuando llueve la tierra y los desechos se desprenden y terminan en los desagües de las calles, provocando que nos inundemos”, describió Leonardo Garzón, habitante del sector.

Propietarios y líderes del sector manifiestan que están seguros que la empresa encargada de las obras no volverá para limpiar los escombros que abandonaron, por esta razón esta semana pasarán un derecho de petición a la secretaría de infraestructura de Soacha, firmado por la mayor cantidad de personas posible, para que esta ejerza el debido control sobre la empresa y la obligue a recoger los desechos de obra abandonados.

Otro aspecto es que la empresa de Aseo del municipio tampoco se preocupa por recoger los escombros, teniendo en cuenta que están en plena vía pública.