Continúan los cambios en el gabinete municipal

Aunque la remoción de funcionarios ha sido más lenta de lo que se esperaba, el alcalde Iván Moreno continúa ‘sacando’ directores y secretarios de despacho, mientras la incertidumbre entre los funcionarios se mantiene.


Ayer se conoció que la directora de Cultura, Eris Maritza Díaz, fue notificada para que abandone su cargo, aunque no se dieron detalles ni se sabe el nombre de la persona que la reemplazará.

Los posibles movimientos en Infraestructura, Planeación y Salud, anunciados desde la semana pasada continúan a la expectativa, aunque se conoció que el alcalde Moreno está entre la espada y la pared con el secretario de Educación Ignacio Castellanos, debido a que en sus planes estaba removerlo del cargo, pero con el espaldarazo de la Ministra de Educación y del gobernador esta semana al funcionario, las cosas cambiaron.

Pero Moreno ha sido cuestionado por determinados sectores políticos debido a su acelerada decisión de sacar a algunos funcionarios y dejar vacantes los cargos. En Desarrollo Económico, por ejemplo, pidió la cabeza de su directora Sandra Patricia Rodríguez y en este momento el cargo está vacante porque no se ha nombrado su reemplazo. En jurídica se trasladó a Shirley Figueredo Vargas como asesora de despacho y tampoco se tenía la persona titular para sucederla.

Otra historia que se teje es la de la secretaría de Gobierno, ya que es la hora que no se ha podido posesionar el nuevo titular Rafael Mariño. Se dice que el saliente secretario, coronel Antonio José Ardila, se incapacitó justo cuando le solicitaron que se notificara y hasta hoy ese detalle no ha permitido que Soacha tenga una persona en propiedad en la mencionada dependencia.

Pero sin duda lo que más molesta a secretarios y directores es la actitud del alcalde Iván Moreno al no enfrentar personalmente la situación. Hay quienes dicen (no se mencionan nombres por protección a los funcionarios) que si el mandatario tuviera el carácter de llamar a cada uno y explicarle la razón de su salida, las cosas serían diferentes y menos traumáticas. De igual manera no aceptan el afán de sacar sin tener el reemplazo definido.

Tampoco entienden por qué personas que torpedean el proceso eficiente de la administración, como el actual secretario de Hacienda Servio Tulio Solís, siguen en la alcaldía, más cuando los mismos funcionarios reconocen que éste es ineficiente y déspota, y que en nada contribuye a hacer realidad el proyecto eficaz que estaba implementando el anterior secretario. Incluso algunos contratistas se atrevieron a manifestar que humilla con sus actos.

Otras de las personas cuestionadas y que continúan en su cargo son el actual secretario de Salud Fredy Iovany Pardo y el secretario de Salud pública Jesús Cotes, éste último se dice que es amigo personal del alcalde Moreno.

Seguramente en el transcurso de esta semana se conocerán más nombres, aunque se espera que cuando se genere un cambio ya esté listo el reemplazo para que los procesos no sufran traumatismos.

También leer: 3636